sábado, marzo 18, 2006

161. Malayo delincuente













En Francia fui un pequeño delincuente. Acabé especializándome en los robos de autos, o mejor dicho, de lo que encontraba dentro de los autos. Linternas, llaveros, lo que hubiera.

Una vez llegué a comandar un asalto furtivo a mi ex jardín infantil. Entré subrepticiamente en compañía de dos secuaces y robé varios juguetes.

Guardo de esos años un rifle que cuelga como trofeo en mi pieza. Con él di muerte a muchos enemigos imaginarios. Cuando lo robé de un supermercado parisino, era de mi tamaño. Hoy no me llega a la cintura.

No hay comentarios.: