jueves, octubre 12, 2006

286. Somos el mundo 2006 (mientras tanto)


Esta es la única foto que tomé yo de lo de hoy, por favor mándenme alguna para subirla.

12 comentarios:

artelaletra dijo...

estuvo genial. muchas gracias por la invitación. los lineamientos metodológicos fueron de gran ayuda para el coro. se agradece a los directores por su dedicación y perseverancia cada hora de trabajo no remunerado. 11,700,000$ para cada uno. nos lo merecemos. gui ar de wol.

Seba dijo...

NOTABLE!
Pal otro año, seguro que voy.

qué suerte dijo...

no te da vergüenza??????????????????????????????????????????????????????????????????????

admirar dijo...

qué la raja, te pasaste Malayito feo. me encanta tu pretensión, rey.

Anónimo dijo...

Estimados lectores de esta página. Me dirijo a ustedes para compartir un hallazgo espantoso. Es algo tan grave que por favor les ruego que no le cuenten a nadie, porque aún no he podido reunir pruebas suficientes como para poder hacerme cargo de mis dichos. Hace un tiempo recibimos el impacto de descubrir que Saddam Hussein, el que fue capturado en Irak, no era el original sino una copia. Se demostró que era imposible que fuesen la misma persona por las enormes diferencias existentes en la estructura ósea de sus mandíbulas, algo imposible de modificar. Esto sólo viene a confirmar la teoría sobre la conspiración universal de un pequeño grupo maligno contra toda la humanidad con propósitos desconocidos. Hasta ahí estaba todo bien. Yo pensaba que por lo menos acá en Chile, por la distancia, y por la ausencia de petróleo en nuestro subsuelo, nos mantendríamos a salvo de todo esto, pero el otro día, me llevé la sorpresa de mi vida, que me provocó un estado de shock tan profundo, que me tuvo al borde de perder la razón. Yo siempre he sentido una especie de repulsión por algunos escritores, entre ellos, Diamela Eltit. Bueno, el otro día yo estaba observando unas fotografías que tomaron de su rostro para ilustrar una entrevista que le habían realizado. La revista quedó sobre mi mesa de noche. Durante la noche muchas veces me levanto a beber agua o a orinar, y fue en ese tránsito cuando al observar nuevamente la fotografía, la verdad se hizo evidente: Diamela Eltit no existe. Entonces me pregunté algo natural luego de descubrir algo así. Si ella no existe, existe alguien que la representa. Con horror, dirigí mi atención a su grupo cercano de amistades y descubrí algo verdaderamente aterrador. Nelly Richard, Eugenia Brito, Pedro Lemebel, una señora lesbiana norteamericana que asigna las becas de la fundación Guggenheim y la misma señora Eltit, todos ellos se parecen, y todo indica que no sólo se parecen, sino que son una misma persona. Siempre me pregunté por qué sería que todas ellas parecen hombres disfrazados, y otra pregunta fundamental, por qué nunca he podido verlas a todas juntas en un mismo lugar, sino que siempre aparece una de ellas en representación del grupo. Una vez estaba Diamela Eltit junto a Nelly Richard en una presentación de un libro, y me fijé que el rostro de la señora Richard estaba como distinto, tenía como la ceja corrida, una oreja mal puesta, el cachete raro. Pequeños detalles imperceptibles para muchos ahora me hacen ver claramente el engaño. ¿Seres vivos?¿Marionetas?¿Extraterrestres?
Ciertamente todo esto hace surgir un mar de interrogantes. Cómo es posible que se haya pensado en postular a un premio tan serio como el Premio Nacional de Literatura a alguien que no existe. Otra pregunta es cómo nunca nadie se había fijado en que el nombre de Diamela Eltit al revés se lee como una curiosa frase en inglés Title Ale Maid, algo que no significa nada, otra evidencia del montaje. Title significa título, Ale es un tipo de cerveza color ámbar, y Maid es una persona que trabaja en el servicio doméstico ¿Qué nos querrán decir con eso? ¿O será una simple manera de despistar? No nos dejemos engañar más. Esta señora no existe. Yo les pido su ayuda para recopilar pruebas y antecedentes que permitan demostrar esta extraña conspiración. Por razones de seguridad y por temor a conservar mi integridad física y psicológica, mantendré mi identidad en secreto. Un beso para todos ustedes, y me encanta su proyecto.

Anónimo dijo...

Chuta que te paso, ...eres artista visual y no te pescaron?...eres mujer y te gusta una de ella y no te pesco?... cuenta po!

Anónimo dijo...

Por favor, no es bueno generar más controversia acerca de algo tan serio. Ruego discreción.

litium dijo...

Carboron 300 grs. (Nombre del litio en el mercado), tómese tanta dosis necesarias hasta que logre la estabilidad que su alma necesite.Luego trate de mezclar con otro antisicótico que anule las tendencias maníacas con rasgos paranoicos y lea otra cosa hasta que las sombras lo dejen de acechar.

muerte al fascista dijo...

Lo mismo decían los milicos de los opositores: no existen.

Anónimo dijo...

que levanten la mano los que existen

Anónimo dijo...

Por favor ¿Existe alguien que cree que Diamela Eltit es marginal de izquierdas? Es una actuación. Se hizo pasar por perra callejera, pero siempre fue una perrita pituca de chalet. Ella vive holgadamente de las rentas que le entregan las innumerables propiedades que posee en diferentes ciudades, su hija que es corredora de propiedades las administra, y recibe puntualmente el dinero que deben pagar quienes no tienen acceso a bienes raíces y estamos condenados a vivir en el arriendo, en lo ajeno, víctimas de la usura.
Señora despreciable ¿Han visto su ropa, sus joyas, sus peinados carísimos, su maquillaje de última generación, a su marido señor Arrate? Y no se le puede decir nada, porque a uno que vive en la miseria y en el dolor, se le acusa de fascista, por tener siquiera la osadía de referirse a estos temas prohibidos y políticamente tan incorrectos.

nadie dijo...

jajajajajajajajajjajajajjajaajjajajajajajajajajaajajajajajajjajajajajajajjajajajajajaja
nelly richard y la diamela eltit son UNA persona jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
esta es la huevada más extremadamente divertida que haya leído
ahora sí que sí, la ca ga ron


recuerdos de castro -chiloé- con lumpérica bajo el brazo, en una casona exquisita a fines de los ochenta hablo, no pude...y todavía dan vuelta por ahí unos números de la DE crítica cultural

pero es delirante "todo indica que no sólo se parecen, sino que son una misma persona"...sólo no le perdono la homofobia en el subtexto

luego, "el nombre de Diamela Eltit al revés se lee como una curiosa frase en inglés Title Ale Maid" jajajajajajajajajjajajajjajaja
delirante!!!!!!! que manera de reir,

mataría por una cerveza con el sujeto que escribió eso