miércoles, diciembre 26, 2007

530. la génesis de Chile al Cosmos

Nosotros teníamos intenciones de enviar un CD al espacio pero no habíamos conversado sobre su contenido. Alguien había hecho averiguaciones respecto a lo que cobraba la NASA por subir cosas, parece que la cifra era 20 mil dólares por Kg, pero nadie lo confirmó, creo que se trataba de una fantasía. Ya habíamos lanzado poemas sobre La Moneda y teníamos la impresión de que nada de lo que hiciéramos podía ser más grande que eso, y por esa razón nos sentíamos capaces de cualquier cosa.

En una reunión con Margarita Cea a propósito del bombardeo de poemas sobre Dubrovnik que estábamos preparando, le contamos de nuestros planes espaciales y ella nos comentó sobre el astronauta chileno. Esa misma semana lo llamamos por teléfono y atendamos una reunión.

Klaus nos citó en una base de la Fuerza Aérea en Las Condes arriba, parece que la sala se llama Júpiter o algo así. Era de noche, nos hicieron pasar en la garita y estacionamos justo al lado de un Hawker Hunter tremendo que tienen de adorno. La imagen de mi minúsculo Suzuki Cervo 1981 junto a un avión de guerra era de antología.

Luego tocamos el citófono donde nos recibiría el famoso astronauta. Cuando Klaus nos saludó se le cayó un cuaderno, no tenía el aspecto de un piloto de combate sino más bien el de un afable campesino alemán. De inmediato nos dimos cuenta de que congeniaríamos bien con él. Nos mostró una presentación en su notebook sobre las misiones que va a cumplir en el espacio y la forma en que se habían desarrollado los preparativos, de modo que tuviéramos un marco dentro del cual proponer nuestra participación. La foto es de FIDAE 2002. + info aquí -->

martes, diciembre 25, 2007

529. el softcore en los libros infantiles

Hay libros infantiles que para ser infantiles tienen ilustaciones bien calentonas, como esta de abajo donde un hada muestra el seno bajo su vestido transparente, mientras acaricia a un caballo. Por ahí recuerdo algunos dibujos animados japoneses que llegaban a ser burdos sucedáneos del softcore. Los vi en Megavisión hace como 3 años intercalados con Barnie o cosas por el estilo.

miércoles, diciembre 19, 2007

527. Que no rejuvenezca el carácter de las personas, al menos no hasta la edad universitaria

En el invierno recién pasado fui a echar un vistazo a un seminario de educación programado en la casa central de la Universidad de Chile, pero al acercarme y verla llena de pancartas me di cuenta de que había sido tomada por los estudiantes. Un grupo de jóvenes bloqueaba la entrada; me acerqué al que parecía tener más autoridad y le pregunté por el seminario, pensando que quizás tendría alguna información sobre si había cambiado de lugar. No me dejó terminar la pregunta y dijo visiblemente enojado: “no aquí no va a haber nada” (sin comas).

Yo pensaba que los universitarios pesados eran patrimonio de la Facultad de Artes (mi ex casa de estudios). Allí, recuerdo, se tomaban el establecimiento un número determinado de veces al año, por abulia más que por deporte. Siempre eran los mismos y representaban una minoría, hay que decirlo. La primera vez que me impidieron el paso en la puerta fue con el argumento de que no participaba en las discusiones y asambleas. Me habría encantado participar de esas reuniones más activamente, pero a diferencia de mis colegas en toma, tenía que trabajar y estudiar al mismo tiempo, entre otras cosas porque la burocracia de Frei me negó el crédito fiscal.

Aparte de la frustración momentánea, encontraba injusto que el colega que no me dejaba pasar fuera un estudiante mediocre que malgastaba su tiempo sentado en la escalera, con notas de regular a mal.

Para mí era terrible no poder entrar porque dependía de los pianos de la facultad para hacer mis tareas. Todos los días tenía que lidiar con las autoridades que por alguna razón siempre tratan de impedir el acceso a los pocos instrumentos desocupados que hay.

Entonces fui muy desgraciado en ese momento y me sentí víctima de una conspiración de la que participaban Frei, la economía, las autoridades de la facultad y ahora los estudiantes, para obstaculizar mis estudios de música. Todo esto desfiló por mi memoria mientras duraba la frase “no aquí no va a pasar nada” del joven que custodiaba la puerta de la casa central de la U de Chile en pleno invierno; y fue como reencontrarme de golpe con el saco de huevas que me impedía el acceso a mi facultad a fines de los noventas.

Afuera había unos chicos y chicas de segundo medio del Liceo Confederación Suiza que fueron mucho más amables conmigo. Sostuvimos una breve conversación sobre la lluvia que caía a cántaros y sus movilizaciones. Les pregunté qué caso tenía incluir el Transantiago y la ley penal juvenil en sus reivindicaciones, que el año pasado se atenían a aspectos meramente educativos. Da la impresión (les decía yo) que su conjunto de peticiones por ser tan difícil de satisfacer hubiera sido formulado expresamente para evitar su aprobación y poder seguir así movilizándose y tomando colegios el resto del año. Su respuesta: “lo que pasa es que estos pacos culiaos…. Etc” era la de cualquier alumno de la enseñanza media y la verdad, uno no puede dejar de simpatizar con ellos. Les aconsejé que trajeran paraguas la próxima vez para que no tuvieran que incluir reformas al sistema de salud en su petitorio a futuro por los ocasionales resfríos. Nos reímos todos.

Es una pena, muy pronto estos adolescentes se convertirán en universitarios prepotentes como los que no me dejaban entrar a mi facultad y más tarde en burócratas como los que me negaron el crédito fiscal. Revertir ese proceso ha sido motivo de preocupación para todas las áreas del quehacer humano, particularmente en Occidente, donde se ha puesto un énfasis especial en los síntomas físicos del envejecimiento.

Por ahora los eventuales efectos sociales que pudiera traer un rejuvenecimiento masivo por la popularización de una píldora rejuvenecedora no preocupan a nadie, a pesar de las barbaridades que ha hecho la genética últimamente. Mientras tanto rezo porque no rejuvenezca el carácter de las personas, al menos no hasta la edad universitaria. Y si alguno de ustedes lo consigue, por favor no bloquee el paso a quienes se sacan la mugre por estudiar una carrera poco lucrativa en Chile.

Publicado en Plagio el año pasado

domingo, diciembre 16, 2007

526. jugo en polvo


Me llegó un sobre de jugo en polvo junto con el diario el fin de semana pasado. Como hacia años que no probaba, hice una degustación. El sabor a químico era impresionante. La cámara registra el momento en que lo devolvía al lugar del que nunca debió salir. Ojalá no eche a perder las cañerías.

viernes, diciembre 14, 2007

525. biodanza

Una amiga asistió a un encuentro internacional de biodanza llamado “Minotauro”. Uno de los ejercicios del taller era el “túnel de caricias”. Se trataba de pasar con los ojos cerrados a través de un túnel humano, en cuyo trayecto se recibían caricias del resto de los asistentes. Algunas personas se empelotaban para sacar más partido (afectivo, se entiende, o sea supongo) a la experiencia. No fue el caso de mi amiga. Sin embargo, cuando le tocó el turno recibió una caricia inesperada: una mano se aferró firmemente a su sexo. A pesar de que no es la tónica de los encuentros de biodanza, según cuenta mi amiga, ella dejó de asistir a otros. “No soy trancada (dice) pero yo elijo quién me toca”.

domingo, diciembre 09, 2007

522. estrategias de seducción: ud no lo haga

Recién llegado a Chile y fuertemente atraído por el físico de una secretaria de una empresa de cursos de inglés donde trabajé como vendedor (me fue muy mal con eso), ideé una estrategia de seducción a lo Walt Disney. La llamé al trabajo y le dije que habían encontrado un poema inédito de Neruda, que procedí a recitarle por teléfono.

El poema era mío, sobra decirlo, y aludía metafóricamente a mi situación respecto a ella, perdón quise decir a su aspecto físico. Por supuesto que la estrategia fue un fracaso total. Tiempo después la vi en una manifestación por el 11 de septiembre y no la encontré guapa. Ok, esta es una lección sobre lo que NO debe hacerse en materia de estrategias de seducción.

viernes, diciembre 07, 2007

520. en una performance de rodrigo marquet

Fue en 199…5 o 6 en la Blondie. Las instrucciones eran: “toca cualquier cosa hasta este momento, luego toca algo más piola hasta que suban la jaula, luego para, luego sigue tocando cualquier cosa”. En el escenario había una subida donde me ubicaba yo con un teclado. En el centro estaban un baterista y un bajista. De repente bajó una jaula donde estaba Marquet en pelotas acompañado de un montón de gallinas. Se movió un poco simulando ser una gallina él mismo, aunque parecía más bien un tipo en pelotas. Leyó un texto. Yo no entendí mucho, la verdad. Los lolos gritaron harto, perece que matamos. Cuando bajé del escenario traté de sacar partido de mi actuación, sin éxito.

miércoles, diciembre 05, 2007

519. liberación de la sede de párvulos

La última vez que mi padre estuvo en Chile pasábamos en auto por Eliodoro Yáñez con Huelén y me preguntó qué había en la casona grande de la esquina sur. No lo sé. En otro tiempo fue la sede de la carrera de educación de párvulos (creo que) de la Universidad de Chile. En la segunda mitad de los 60 estaba tomada por los beatos (así llamaban a los demócrata-cristianos), al parecer en oposición a las reformas universitarias más puntudas. Mi padre, que era encargado de agitación y propaganda del MIR por aquellos años, recibió la instrucción de desalojarlos. Fue con un grupo de choque, tenían linchacos, tubos de fierro envueltos en esponja y otros adminículos. Arrancaron de cuajo una señal de tránsito y la usaron como tronco para forzar la puerta metálica de la entrada. Las señales de tránsito tienen un bloque de cemento en la base que sirve a la perfección para eso. Cuando irrumpieron, los beatos salían en tropel por los techos y las ventanas. En cosa de minutos la sede de párvulos estaba limpia otra vez.

martes, diciembre 04, 2007

518. danza egipcia

La suegra y la novia del Yoyi partieron a México un par de meses y lo dejaron a cargo del departamento, ubicado en la zona 5 de Alamar, cerca del policlínico. Una vez ligó una chica y se la llevó para allá. El Rata, el Sapo, Pablo, Elio y yo, lo vimos y decidimos hacerle una visita de ajuste de cuentas. Eran como las 2 AM. Entreabrió la puerta y nos rogó que nos fuéramos pero entramos a la fuerza. No podía oponer mucha resistencia por miedo a despertar a los vecinos. Nosotros teníamos las poleras puestas en la cabeza a lo árabe. Entramos a la pieza improvisando una danza egipcia. La chica se cubrió con una sábana, aterrorizada. Sólo queríamos bailar esa danza egipcia, por lo que una vez terminada, nos fuimos. El Yoyi se deshizo en promesas de buen comportamiento que sabíamos que no cumpliría.

domingo, diciembre 02, 2007

517. una más del yoyi

A las micros en Cuba les dicen guaguas, no morrongas. Morronga significa otra cosa muy diferente: falo de gran tamaño. Una vez el Yoyi le dijo a su suegra mexicana que a las guaguas les decían morrongas. Me cuesta imaginar la escena de la señora preguntando con su acento azteca dónde paraba la morronga tal o cual, pero sucedió. Su noviazgo terminó algún tiempo después pero no fue a causa de esto. Sin embargo creo que debe haber influido.

jueves, noviembre 29, 2007

516. mi profe estrella

Hace poco se dieron a conocer los resultados del concurso “Mi Profe Estrella”, donde alumnos de básica postulaban a sus profesores escribiendo las razones que estimaban importantes para hacerlos acreedores del premio. La nominación realizada por el alumno de 5º año Carlos Fernandez fue la ganadora, realmente porque es genial y se nota que no recibió apoyo de un adulto. Carlos asegura que su profesor les enseña a prevenir las enfermedades de los huesos “con ejemplos vivos, analizando lo pesada que está mi mochila”. El profesor se llama Antonio Neira. El premio era un notebook para él y un iPod para su alumno.

Al recibir el premio de manos de la subsecretaria de educación, Antonio dijo que era parte de un gran equipo de trabajo, habló todo el tiempo de cómo se esforzaban sus colegas y de lo bueno que era su colegio.

Sin embargo al día siguiente los comentarios del artículo que anunciaba la noticia se llenaron de insultos. Como ejemplo reproduzco el único que encontré gracioso (haciendo abstracción de la envidia que destila):

“Antonio neira es un chanta que de seguro ofreció notas a los alumnos para que lo postularan en el concurso. Es un asco como profesor y de seguro va a llenar ese notebook de porno…”

Bah, dele pa’ delante nomás profesor, llene el notebook de lo que ud quiera y reciba un abrazo desde malasya.

martes, noviembre 27, 2007

515. otra del Yoyi

La última temporada de carnavales fue la de 1990, después se suspendieron por la situación económica. Por esos días solíamos pasar la noche en el malecón gritando y bailando. Volvíamos al paradero de la 116 (nuestra micro) tipo 6:30 AM, a esa hora era usual ver a los viejitos que repartían el periódico con su carga en el hombro. Cuando veía uno de ellos, el Yoyi se ponía detrás sigilosamente y esperaba a que el señor bajara de la vereda y caminara por el borde de la calle. Llegada la ocasión, gritaba justo detrás y con fuerza sobrehumana: ¡¡¡Cuidadoooooo!!!

Pueden imaginar el resto: el viejito saltaba a la vereda como un gato y soltaba todos los diarios, que se desparramaban en la calle. Hay que decirlo con todas sus letras: el Yoyi era un hijo de puta. Ahora vive en Italia, no creo que haya cambiado mucho.

domingo, noviembre 25, 2007

514. una que el yoyi no supo nunca

El de la foto es mi hermano el Yoyi, antes que se quedara calvo y se volviera fisiculturista. Una vez haciéndose pasar por él, el Vladi llamó desde mi casa a una chica que lo ubicaba y que le gustaba harto (al Yoyi). Al poco rato de conversación le dijo que la encontraba bonita. La chica aceptó el piropo y siguieron conversando, pero el Vladi la interrumpió diciendo: “lo que pasa es que me gustan tus senos”. Ella se descolocó, y trató de seguir con el tema anterior, pero el Vladi insistió: “es que a mí me gustaría besarte los senos”. La interpelada empezó a reír nerviosamente. El Vladi retomó la charla pero no por mucho tiempo; rápidamente volvió al ataque con más audacia (total, estaba usurpando la personalidad del Yoyi): “qué trasero tan rico tienes”, y así, no paró hasta llegar a: “quiero hacer el amor contigo mañana”. Lo más increíble es que la chica, entre una cosa y otra, accedió a que se juntaran al día siguiente cerca de un motel, pero “sólo para conversar”. El Yoyi nunca lo supo. Y el Vladi no acudió a la cita porque no conocía a la susodicha. Más tarde el Yoyi se la topó pero no le hizo mucho caso porque como decía al comienzo, no tenía mucha confianza con ella. Nosotros sí la conocimos, pero esa es otra historia.

viernes, noviembre 23, 2007

513. Elecciones en la FECH antes de la UP

Los comunistas, los beatos (así le decían a los democratacristianos) y los fachos, que entonces se llamaban momios, siempre llegaban a algún arreglo para perjudicar al MIR en las elecciones universitarias. Como eran una minoría, los miristas sólo tenían derecho a llevar a un representante a vigilar las mesas de votaciones, al que no permitían acercarse lo suficiente. Cuando veían un voto a favor del MIR, los que contaban decían “¡nulo!” y mostraban el voto a la rápida, destruyéndolo antes que el delegado pudiera verlo.

Así perdieron varias elecciones. Hasta que se las ingeniaron para entrar un pequeño contingente a la FECH, camuflándose o aprovechando descuidos. De pronto los comunistas se percataron de que había personas en el recinto que evidentemente no eran estudiantes universitarios y se pusieron nerviosos. Había llegado gente del MIR de Pudahuel y La Victoria: crème de la crème de la conciencia de clase. Esa vez no se atrevieron a hacer cuchufletas y por fin, salió elegido el zorrilla en la FECH. Los comunistas estaban picadísimos y pasaron el mensaje de que los iban a emboscar a la salida. Mi padre mandó un mensajero (en aquellos años los celulares eran humanos), y su gente se estacionó en la puerta de la FECH. Cuando salieron, comunistas y miristas quedaron formados frente a frente en la calle, alcanzaban a ser uno o dos centenares por lado. Los del MIR coreaban consignas por la lucha armada; mientras los del PC gritaban fomedades como “viva el glorioso Partido Comunista de Chile” (pfffff). Iba a quedar la tendalada pero los socialistas mediaron y cada bando se retiró por su lado.

miércoles, noviembre 21, 2007

512. El Zorrilla

Había un compañero de estudios de mi padre en la universidad, al que le decían “el zorrilla”. Tenía verso, era un auténtico agitador político. Los miristas siempre llegaban en un pequeño grupo a las manifestaciones universitarias, se abrían paso a la fuerza entre la multitud y lanzaban al zorrilla al escenario. Allí tomaba el micrófono o hablaba a viva voz para arengar a las masas de estudiantes en nombre de la izquierda revolucionaria. Pero siempre les sacaban la chucha antes de que el Z terminara su discurso; estaban en inferioridad numérica. El orador era el que sacaba la peor parte, por razones obvias. Se podría decir que de alguna manera se lo merecía.

martes, noviembre 20, 2007

511. Detalles de la fabricación del azúcar

Un amigo que acaba de llegar de Canadá me contaba la otra vez su experiencia como obrero de una fábrica de azúcar que abastece varias cadenas internacionales de alimentos. El azúcar es transparente, para que adquiera el color blanco que conocemos se le añade un colorante llamado dióxido de titanio, tan tóxico que para manipularlo los operarios deben disfrazarse de astronautas. Viene en paquetes llenos de “warning”, “danger”, “poison”, adornados con pequeñas calaveras rojas. Las concentraciones usadas son demasiado bajas como para causar daños a la salud en el mediano plazo, le dijeron a mi amigo. Se necesitarían por lo menos unos 20 años de ingesta continuada para desarrollar un cáncer.

¿El azúcar rubia es más sana? Mi amigo dice que esa variedad resulta del teñido del azúcar blanca, lo que significa que después del dióxido de titanio se le añade un colorante caramelo.

También me contaba que el lugar de trabajo era súper caluroso, por lo que transpiraba copiosamente. Las gotas de sudor caían directo al azúcar, junto con la saliva proveniente de los estornudos. Incluso algunos operarios lanzaban escupos por divertirse. Si esto pasa en Canadá que es supuestamente un país con conciencia ecológica, qué quedará para el resto.

domingo, noviembre 18, 2007

509. el 11/9 de un amigo de mi viejo

Cada vez que le hacen una radiografía de tórax los médicos le dicen que salió mala, pero no es así. Es por las esquirlas de bala que tiene alojadas en el pulmón. El 11 de septiembre él y otros militantes de las Juventudes Socialistas fueron interceptados por un comando de Patria y Libertad a las 11 am, cuando se dirigían a un fundo tomado en Las Condes. ¡Bang! Le dieron con una calibre 22 antes de preguntar cualquier cosa ("por suerte era calibre 22" dicen los ex miristas al escuchar la historia). Para librar medianamente ilesos dijeron que eran estudiantes; los otros se asustaron porque empezó a escupir sangre. Llegó una ambulancia.

jueves, noviembre 15, 2007

508. los muevles

Me llegó esta contribución fotoshopeada desde Cataluña. Bonito gesto pero al margen de la verdadera campaña, que puedes ver pinchando aquí.

miércoles, noviembre 14, 2007

507. Amén

Hacíamos pitanzas telefónicas con un compañero de estudios durante una noche de guardia* en la CUJAE** (nos tocaba de 2 a 4 AM). Llamábamos a cualquier número y si nos respondía una voz masculina decíamos: “¿sabe dónde está su mujer en este momento?”. La tercera vez nos contestó un viejo:

- 2 metros bajo tierra

“Aaaah, muy bien entonces” dije y colgué. Mi amigo y yo hicimos silencio y pensamos en la muerte unos minutos.

Glosario:
*Guardia: la gente hace guardia en Cuba, lo explicaré en otra ocasión.
**CUJAE: Ciudad Universitaria José Antonio Echevarría.

domingo, noviembre 11, 2007

506. en la escuela militar

Las escasas oportunidades en que disparé con balas de verdad bastaron para demostrar que era el mejor fusil de mi compañía: dejaba las dianas agujereadas como mosquiteros. Sin embargo nadie me felicitó nunca por ello.

Había que considerar diversos factores para hacer un buen tiro, la dirección del viento, por ejemplo, etc, pero mi secreto era quedarme muy tranquilo antes de apretar el gatillo. La tranquilidad era esencial, y me faltan palabras para recalcarlo. Luego me gustaba el rebote del AKM sobre el hombro y el olor a pólvora que quedaba en el aire.

Olvidé mencionar que pasé un año y medio en una escuela militar en Cuba. Me expulsaron por indisciplina. En un comienzo sentí que era un mal revolucionario y pedí permiso a mi madre para redimirme en Nicaragua, que a la sazón libraba una guerra contra los paramilitares. Me respondió que después de terminar la enseñanza media hiciera lo que quisiera (cursaba 3º medio ese año). Nunca se me pasó por la cabeza la idea de disparar contra personas, no sé por qué. Los contrarrevolucionarios eran una especie de robots sin alma para mí.
Al año siguiente me preguntaba cómo había podido resistir tanto tiempo en una escuela sin mujeres. No porque fuera un gran mujeriego (a pesar de que al igual que cualquier adolescente, habría provocado una explosión demográfica si Aláh me lo hubiera permitido) sino porque le encuentro menos sentido a la conversación cotidiana masculina, se cae demasiado fácilmente en los clichés.

Volviendo al comienzo, creo que nunca más podré tener la puntería de entonces porque de grande me empezó a temblar el pulso. Perdí la calma, creo. La foto es de 2º año medio, tenía 14 o 15, vistiendo uniforme de diario (el que se usaba afuera de la escuela militar).

jueves, noviembre 08, 2007

505. el colaless es un invento de los samurais

Veo a mi mecánico más veces de las que quisiera, primero porque manejo un auto antiguo, y en segundo lugar porque como es también mi amigo, le importa menos hacer bien su trabajo: a veces he quedado en pana 4 cuadras después de salir del taller.

Es aficionado a las artes marciales y hace poco se compró un sable, perdón (no le digan que cometí esta imprecisión), una katana. Le comenté sobre la homosexualidad de los samurais y se quedó pensativo, cosa que me hizo mucha gracia. Había olvidado este incidente la siguiente vez que pasé a verlo, pero al despedirnos me dijo: “sabe Malayo, estuve averiguando y entre los poetas hay haaaarto maraco, y en todas las épocas fijesé”. Nada que decir.

Había comenzado a tomar la costumbre de molestarme con eso, así que le paré los carros: los poetas (le dije) no presumimos de nuestra virilidad ni hablamos con voz ronca, cada quien hace lo que quiere.

Pero como eso no pareciera frenar su entusiasmo, tuve que tirarle un exocet: el colaless es un invento de los samurais.

Ahí se quedó callado. Ahora cuando quiero ponerlo en su lugar le pregunto qué calzoncillo anda trayendo.

martes, noviembre 06, 2007

504. homosexualidad samurai

A propósito de Manowar, recordé esta otra anécdota:

Un amigo practica Jiu Ji Tsu en los EEUU, al parecer hace varios años. Esta es según entiendo, la más brutal de las artes marciales, no hay movimiento que no termine rompiéndole un hueso al adversario. Hace tiempo citó una de las frases belicosas de Musashi en una conversación por Messenger. Musashi, como es sabido, es uno de los autores más populares de la literatura marcial japonesa. Un colega suyo de apellido Yamamoto en otra obra del canon samurai (no me pidan que recuerde el nombre ahora) se ocupó de estandarizar las costumbres guerreras de estos espadachines. Entre estas estaba la de tomar por amantes a jovencitos. Yamamoto aconseja que la relación no se extienda más de 2 años, si no recuerdo mal. Cuando se lo hice notar a mi amigo, exclamó: “¡¡Oh no, esto no lo puede saber mi sensei!!”

Pobre sensei.

domingo, noviembre 04, 2007

503. ¿Hay algo más gay que Manowar?

El Führer se mandó el siguiente speech el 18 de febrero de 1937: “un homosexual es un hombre radicalmente enfermo en el plano psíquico, es débil y se muestra flojo en los casos decisivos (…). Debemos comprender que si este vicio continúa expandiéndose en Alemania sin que lo combatamos, será el final de Alemania, el fin del mundo germánico”.

El año antes pasado me sorprendió saber que había metaleros nazis. Más tarde comprobé que Manowar era una de las bandas que veneraban debido a su simbología, repleta de águilas, espadas y alusiones ingenuas a la mitología germana. Los títulos de sus canciones: “Thor”, “La sangre de mis enemigos”, “el ejército de los inmortales”… hablan de batallas, sangre y monstruos, con toda seguridad salidos de la imaginería hollywoodense. A mí me gustaba el disco “The sign of the Hammer” en 1986. El que sacaron al año siguiente era tan malo que hasta lo encontré infantil entonces.

Bueno, la entrada de hoy es para proponer a los metaleros nazis que salgan a la calle vestidos como Manowar, a ver si son tan bacanes. No olviden pintarse los ojos.

jueves, noviembre 01, 2007

501. la feria del libro, un manicomio

Finalizaba un recital de poesía de Thiago de Melo en la Feria del Libro, y como es habitual en estos eventos, se le ofreció la palabra al público. Un caballero investigador de la literatura le regaló un libro a Thiago fechado en 1960, que éste coeditó junto a Neruda, y dio un discurso sobre los lazos de amistad entre Chile, México y Brasil. Según recordó, México entregó a nuestro país la suma de 1 millón de dólares de la época para apoyar la reconstrucción del sur tras el terremoto de Valdivia. Eso me hizo tenerle más cariño a mis amigos mexicanos pero no es de lo que quiero hablar ahora.

El segundo orador pidió a Thiago que intercediera ante las autoridades de su país para liberar a Hernández Norambuena, preso por intentar secuestrar a un empresario local. Enseguida otro señor lo interrumpió con un “déjalo que se pudra en la cárcel”, originando un breve intercambio de palabras. En el público había gente que parecía disfrazada, menos mal que no dijeron lo que pensaban.

Cuando la moderadora pedía un poco de calma, la editora de un libro que se presentaba a continuación (o alguien encargado de la edición) empezó a golpear la puerta furiosamente.

La representante de la organización de la feria me contaba más tarde que el señor que había pedido la libertad de Norambuena era papá de una ex compañera suya de colegio. Thiago le dio su email a la salida para que le mandara los antecedentes del caso.

Un amigo y yo reflexionábamos que a estas cosas es tan raro que acuda gente, que los que vienen están chiflados. Todos: el orador amistoso, el defensor de Norambuena, su contradictor, la neurótica que golpeaba la puerta, y Thiago también. Todos menos nosotros, claro está, y menos ustedes también. Pero ustedes no estaban allí.

domingo, octubre 28, 2007

499. recomendaciones para el uso no sexista del lenguaje

USO HABITUAL . RECOMENDACIÓN
presidente . . . . . . . . . . .presidenta (uso ya asimilado en chile)
poeta . . . . . . . . . . . . . . . poetisa

viernes, octubre 26, 2007

498. videos abstractos

Un amigo que se dedica a la realización de videos abstractos, me contaba que durante la cena de clausura de un festival de dicho género que tenía lugar en Italia, le comentó al organizador que ninguno de los trabajos presentados eran verdaderamente abstractos. El organizador calló un momento; mas luego haciendo tintinear su copa pidió silencio a la mesa, repleta de renombrados videastas, y comunicó la opinión de mi amigo: “Sebastián opina que ninguno de los videos presentados por ustedes es abstracto”.

Mi amigo quedó paralizado. A pesar de no ser un gran orador, logró salir del impasse de alguna manera que no me pudo explicar bien, pero a juzgar por su expresión al momento de relatármelo, parece que lo consiguió.

miércoles, octubre 24, 2007

497. energía sexual descontrolada

En 1994 asistí a una jornada de crecimiento personal New Age en El Arrayán con mi novia de entonces y unas amigas suyas. Creo que a las personas New Age les disgusta que los llamen así pero no encuentro una denominación más adecuada. Nos daban instrucciones ridículas durante un rato para que tomáramos conciencia de nuestro cuerpo, luego nos hacíamos masajes unos a otros, luego habitábamos con la mente diferentes espacios de la sala, y al final ponían una música africana para que la gente se sensualizara, pues estaba muy de moda la salsa.

Yo estaba allí contra mi voluntad y trataba de sobrellevar la situación lo mejor que podía. La persona que nos había llevado se quedó hasta el final y no había forma de volver si no era en auto. Además mi novia no lo estaba pasando tan mal.

Cerca del final nos reunieron en grupos para conversar acerca de lo que estábamos sintiendo. Recuerdo que una chica tomó la palabra para romper el hielo, y después de explayarse unos 5 minutos sobre cómo su energía sexual había subido del estómago al cuello y después a un brazo, los otros integrantes le dijeron que ella era de otro grupo, que había quedado en el nuestro por error. Así que la pobre tuvo que retirarse al grupo vecino a repetir su historia. Pobre chica, qué complicado que la energía sexual se le subiera al cuello y al brazo. No parecía excitada en todo caso.

Uno o dos años después al pasar por calle Suecia vi de reojo un grupo pop en uno de esos bares. La bajista me sonrió desde el escenario; respondí mecánicamente. Era ella: wao.

lunes, octubre 22, 2007

496. maldición gitana

Un gran amigo que andaba deprimido aceptó leerse la suerte con una gitana hace algunos años. Mientras ponía atención a lo que decían las líneas de su mano, descubrió que la mujer le estaba sacando un billete de mil pesos del bolsillo. Casi le tuvo que hacer una llave para obligarla a soltar el botín, pues estaba adherida a él como una jaiba. La gitana, de muy mal humor, lo persiguió dos cuadras gritándole maldiciones que tenían por objeto destruir su virilidad para siempre: mi amigo quedó genuinamente asustado. Pero fue en vano porque él dice que las palabras no surtieron efecto.

sábado, octubre 20, 2007

495. historia del vibrador

Tenía estas fotos que tomé en el Museo del Sexo (NY) y se me ocurrió exponerlas a raiz de un posteo de corazón de látex sobre la historia del vibrador. Son tres de los modelos más antiguos que se conservan; el primero incluso es mecánico. Deben haber sido muy usados en todo este tiempo.

jueves, octubre 18, 2007

494. En la clase de ashtanga

Algo no encajaba en la clase de ashtanga de mi amiga. El profesor interrumpía los ejercicios cada vez con mayor frecuencia para dar un breve discurso (que dejaba a medias) sobre la armonía de la naturaleza. Luego los ejercicios dieron lugar a una especie de danza que intentaba en vano transmitir a los alumnos. De pronto se detuvo:

- Hagamos "la constelación"
- ¿La qué? (preguntó mi amiga)
- La constelación, a ver, tú primero (señalando a alguien), tú después y los demás se van sumando.

Naturalmente, a pesar de sus esfuerzos no consiguieron hacer ni la constelación, ni el resto de los nuevos ejercicios que improvisaba, o recibía desde la India telepáticamente, el profesor.

La relajación final duró mucho más que lo habitual y cuando sospechaban que se había dormido, se incorporó lentamente hasta sentarse en la posición del loto:

- Como ser humano tengo derecho a explorar, y por lo tanto he decidido recurrir a la hierba madre para dictar esta clase.

El tipo había fumado.

En todo caso es buen profesor según mi amiga. Cuando está sobrio. Cada loco con su tema.

martes, octubre 16, 2007

493. conversación con el alcalde de La Reina

Me presentaron al alcalde de La Reina en una inauguración a la que acudí por razones de trabajo. Le dije cordialmente que su comuna era muy bonita y que ojalá se mantuviera así y no cediera al lobby de las inmobiliarias. Esto fue lo que me contestó:

“Lo que pasa es que uno tiene que velar por un desarrollo armónico, y hay construir en la periferia de la comuna dejando el interior intacto porque nosotros colindamos con otras comunas. Como llegué aquí como independiente por la Alianza por Chile los de la Concertación me hicieron una campaña, me quieren hacer aparecer como un depredador y eso es completamente falso, completamente falso”.

lunes, octubre 15, 2007

492. Apocalipsis de los árboles en Valdivia

Si entras por el antiguo camino a Corral, en Valdivia, esto es lo que verás: kilómetros y kilómetros de árboles cortados, como si hubiera pasado Gengis Kahn por ahí. Los nuevos pinos comerciales crecen simétricamente en reemplazo del bosque nativo.

sábado, octubre 13, 2007

491. Islam y sufismo

Un grupo de aspirantes europeos viajó al Asia Menor a entrevistarse con un maestro hace tres semanas. Una de las preguntas que le hicieron fue la de si era necesario adoptar el Islam para progresar en el camino sufí. El maestro contestó que primero progresaran en el camino sufí, y luego vieran por sí mismos si les convenía o no hacerse musulmanes.

sábado, octubre 06, 2007

487. el desempeño sexual de los intérpretes de música



Una de las chicas de Flamencas 8 tiene la teoría de que el pulso de los músicos habla de su desempeño en la cama. Un pulso regular en la ejecución de un instrumento demuestra (dice) constancia y duración, mientras que por el contrario, un pulso que tiende a la aceleración o a las variaciones métricas denota falta de control.

Es una lástima, el tipo específico de encuentros sexuales que requiere una tesis tan temeraria la hace inviable. Suena bien en todo caso, es por así decir, “populista” en el buen sentido, y por eso me agrada. Pero no habla de otra cosa que del temperamento de las bailaoras (y de la experiencia puntual de una de ellas).

Si están interesados en ver cómo se expresa en las tablas una cosmovisión tan especial, no dejen de ir a la última función de Flamencas 8, mañana domingo a las 19:30 hrs en el auditorio de Telefónica. Garantizo que será una buena inversión, tanto en dinero como en tiempo.

viernes, octubre 05, 2007

486. fascinación por las lavadoras automáticas

Pocas personas tienen lavadora en Nueva York, principalmente porque la gente cambia de casa con frecuencia. Estudiantes de postgrado de los cinco continentes, inmigrantes que van o vienen, familiares de visita, corredores de bolsa y turistas: población flotante. Los más persistentes se quedan unos cuatro años. Hay casi tantas tintorerías (así se le llamaba a los lavasecos en mi infancia) como bares, bueno, a lo mejor estoy exagerando.

Es entretenido ir a lavar la ropa a la tintorería, solía hacerlo en los últimos meses que pasé en La Habana. Pero en esos lugares no se tiene intimidad con las máquinas.

Hay algo fascinante en el funcionamiento de las lavadoras automáticas: la forma en que se mueven, los sonidos que hacen, todo es muy interesante. Yo no vivo en Nueva York, por eso no es tan raro que tenga una lavadora. A veces me quedo mirando cómo lava.

miércoles, octubre 03, 2007

484. continuación

A propósito de lo anterior, recordé un chiste de Chaflán, un cómico cubano de los 80:

Pasa una yegua por un campo de tiro. Un soldado dice: “si fuera mi novia Rosita…”; otro responde: “si fuera Adita…”, y un tercero: “ah, si fuera de noche…”.

lunes, octubre 01, 2007

483. zoofilia y misoginia

Al costado de la unidad donde un amigo hacía su servicio militar (allá en La Habana, donde viví muchos años) había un lugar de pastoreo de vacas, al que sus compañeros de pelotón llamaban alegremente “la vacacional”. Era un lugar de solaz, qué duda cabe.

Me tocó escuchar muchas veces el mito de que la ternera tenía el sexo más caliente del mundo. De alguna manera la afirmación, que provenía naturalmente de quienes practicaban sexo con terneras, nacía de su rencor al género femenino, habida cuenta de que a pesar de la eventual diferencia de temperatura entre mujeres y terneras, nadie que tenga la posibilidad de elegir se decidiría por estas últimas.

Nietzsche cuenta que en uno de sus paseos a la montaña sintió una energía amable en el aire, comprobando enseguida que venía de un rebaño de vacas estacionado en la cercanía. No le fue bien con las mujeres y por eso en su obra hay más de una frase despectiva en su contra. ¿Cómo decía esa de Zaratustra, tan recurrida?: “si vas a tratar con mujeres, no olvides el látigo”. O algo así. Dicen que murió de sífilis, cosa que con unos gramos de paranoia podría interpretarse como una venganza de género. Pero basta de fantasear. No Friedrich, habrías hecho mejor en cambiar el látigo por una buena ternera.

jueves, septiembre 27, 2007

482. Ahmadinejad en la Universidad de Columbia

No sé cómo lo habrá manejado la prensa iraní, que según entiendo, es mayoritariamente oficialista, pero la multitud que se congregó en la universidad de Columbia esta semana lo hizo más por curiosidad zoológica que por compromiso de ideas. Y se puede decir que se fueron contentos del lugar, porque tuvieron el show que fueron a ver. Cuando le preguntaron, agotados de tanto abuchearlo, por la situación de los gays en su país, Ahmadinejad aseveró que en Irán no hay homosexuales. Excelente respuesta que le valdrá por 4 esforzadas huríes después de que sea llamado ante la misericordia de Aláh.

miércoles, septiembre 26, 2007

481. Mediten sobre estas cosas cada vez que manden un email.

  • Por hacer fluir la información relativa a una victoria militar ateniense un hombre murió sofocado tras correr 32 kilómetros sin parar en el siglo V a.C.

  • Roma garantizaba las comunicaciones a través de carreteras conectadas a lo largo del imperio.

  • En algún momento (s. XII) los trovadores se comunicaron con canciones donde se lanzaban invectivas entre sí o hacían proselitismo a favor de una cruzada o un señor feudal; la información demoraba en fluir lo que demoraban los juglares en aprenderse las canciones, pero estas tenían que gustarles previamente. En todo caso, la gente también se comunicaba con cartas, sólo que casi nadie sabía escribir, ni siquiera entre la nobleza.

  • Gengis Kan ubicó pequeños puestos militares a lo largo de su imperio con caballos frescos de recambio para que la correspondencia pudiera ir a la velocidad del galope.

  • Los aborígenes norteamericanos tenían su célebre código morse de señales de humo. Supongo que la información que podían transmitir era limitada.

lunes, septiembre 24, 2007

480. clic nº 300.000

Nos acercamos a las 300 mil visitas según el contador del final de la página; ruego a la persona que haga el clic Nº 300.000 dejar registro en los comentarios ('yo hice el clic Nº 300 mil').

domingo, septiembre 23, 2007

479. María José Prieto y yo

El 25 de diciembre de 2002 en la tarde salí furioso de una reunión con mis partners de Casagrande. No recuerdo el motivo, parece que mi enojo era en general, con cualquier cosa. Me despedí diciendo algo así como "Ok los dejo, voy a chocar mi auto".

Lentamente en el curso de los últimos años había ido perdiendo la fe en la humanidad; no sé cómo me soportaba a mí mismo. Eran tiempos particularmente raros, más encima mi novia me había pateado dos semanas antes y ese día estaba de cumpleaños. Formalmente cesante, conseguía pagarme los tragos con pegas ocasionales un poco por aquí, un poco por allá. Entre esos trabajos estaba la organización del festival POESÍA 100% para la Fundación Neruda, que ya iba en su segunda versión con México como país invitado. Había trabajado meses sin saber cuánto me iban a pagar. Todo me sonaba muy confuso.

Digamos que tipo 19:00 hrs bajaba por Colón en mi automóvil, un deportivo algo más grande que un taca taca (Suzuki Cervo 1981), cuando vi aparecer un Mitsubichi blanco virginal impecable. Como una alucinación quedó varado en mitad de la calle interponiéndose entre mi pasado y mi futuro. Parecía estarme invitando a que lo chocara, ¿y qué iba a hacer? Frené, toqué la bocina para quedar bien con el mundo, sabiendo que se trataba de maniobras meramente simbólicas. Con mi viejo Suzuki Cervo, roñoso, oxidado y minúsculo, mandé al Mitsubichi blanco al otro lado de la calle de un paraguazo: el tamaño no importa.

Sólo una mujer muy atractiva podría cometer una maniobra tan torpe, pensé a la velocidad del relámpago. En efecto, lo que se bajó del otro auto era un filete. Entonces vino la rutina, los movimientos nerviosos de la chica, mi cara de incredulidad ante lo que había pasado, por qué yo, por qué ahora, etc, y los pacos.

La mina era simpática, abrió el maletero para prestarme una herramienta que no pudimos encontrar entre un cerro de bronceadores y cremas hidratantes. Siguiendo instrucciones de los pacos intercambiamos cédulas de identidad.

En mi choque anterior una gorda había llevado testigos al tribunal para acusarme de manejar ebrio y marcha atrás. Empecé a calcular los daños. Los pacos me dijeron “nooo zi eza mina tiene plata, ez de la tele”. ¿María José Prieto? igual me sonaba conocida.

Se me acercó muy seria para decirme que estaba conciente de su responsabilidad y preguntarme cuánto me pagaba para dejar todo arreglado. También me pidió que no le cobrara demasiado. Pensé en todas las idas y venidas del juzgado por mi choque anterior y sentí un alivio inmenso. Y así fue como recobré la fe en la humanidad.

Mi primer impulso fue no cobrarle nada; pero decisiones de ese tipo desencadenaron la serie de pequeñas calamidades económicas que me habían llevado a la situación actual, de modo que le pedí cien lucas, sabiendo que el arreglo de mi auto costaría mucho más. Costó 350, sin embargo creo que valió la pena. Tomé la diferencia (250 lucas) como el precio a pagar para recuperar la fe en la humanidad. Ya lo saben compañeros (les diría a mis partners de Casagrande más tarde), la fe en la humanidad cuesta 250 mil pesos chilenos.

Los pacos estaban felices. Al rato llegó Cristian Campos y me fui en su jeep con MJP hasta unas cuadras de Providencia. Mientras caminaba hacia la micro me dejé dominar por una extraña sensación de seguridad interior. Toda mi vida se ordenó en ese momento, como si el choque hubiera sido una ducha existencial. Vi claramente cuáles debían ser mis prioridades, cité al director de la Fundación Neruda a una reunión urgente a las diez de la noche y le puse precio a mis servicios para Neruda. Todo se arregló. Volví con mi chica (para separarme definitivamente un año y medio más tarde) y encontré trabajo estable.

Más tarde reparé en las casualidades que se dieron esa noche: había previsto mi accidente, la mujer que trataba de recuperar también se llama María José y estaba de cumpleaños. Por supuesto que se trató de casualidades, pero me divierte pensar que todo haya sucedido como si lo hubiera planeado yo mismo, eligiendo el momento y los personajes.

Por cierto, mi choque anterior (una gorda me impactó por detrás) fue también extraño. Fue el mismo día de la presentación de mi primer libro, 11 de diciembre de 1995. Pero esa es otra historia.
publicado en The Clinic el año pasado

jueves, septiembre 20, 2007

477. Munch, Van Gogh y las sondas espaciales

Las diferencias de ánimo entre Munch y Van Gogh al momento de crear sus obras más populares pueden distinguirse por los colores que escogieron. La idea de movimiento en ambos es no obstante, muy parecida, lo que puede verse por el trazo curvo del pincel.

La imagen del medio, que muestra las mismas curvas, es una fotografía de la horrorosa atmósfera de Júpiter, tomada por la sonda espacial Voyager 1, que ahora se apresta a salir del sistema solar. ¿Replica el arte de alguna manera las formas pre existentes en la naturaleza? ¿O responde la forma en la naturaleza y el arte a un orden preestablecido? No hay respuesta inteligible para esto; se me ocurre que la realidad está en esos niveles para ser sentida, más que entendida.




martes, septiembre 18, 2007

476. el banco de esperma de genios

Un millonario llamado Robert Klark Graham quiso luchar contra la proliferación descontrolada de los seres humanos inferiores creando el "Repository for Germinal Choice", un banco de esperma de genios. Por desgracia los genios suelen ser descubiertos a una edad avanzada, cuando no después de muertos, y en esto, el mismo Klark no mostraba mayores habilidades que las de la chusma que aborrecía. Sus donantes tenían el reconocimiento general (se interesaba en los premios Nobel) y por lo mismo eran demasiado viejos. El resto de la historia da lo mismo, la menciono por una anécdota:

Durante una cena pidió la cooperación de un estudioso de la botánica llamado Jim Bidlack, quien preside la Metabolism Foundation (wao). La escena debió haber sido más cómica de lo que puedo contar aquí: Bidlack fue al baño y regresó con la muestra.

El banco de semen comenzó a operar en 1980, alcanzando a proveer espermios para el nacimiento de 218 niños. Fue cerrado en 1999, dos años después del fallecimiento de su creador.

jueves, septiembre 13, 2007

473. lo que hacen los celos

Entre los trabajos ganadores de un concurso orientado al rescate patrimonial, realizado en 2003 por el portal educarchile, estaba un video sobre la medicina tradicional presentado por una escuelita de Chiloé. Una de las historias recogidas allí era contada por el médico de la zona. En cierta ocasión había llegado a su consultorio un vecino aquejado de un fuerte dolor de cabeza. Al revisarlo, se encontró con algo insólito: el sujeto tenía un clavo enterrado en el medio de la cabeza, justo en la unión entre los parietales y el lóbulo frontal. El médico lo miró fijamente y le hizo la pregunta que se estarán haciendo ustedes:

- ¿Cómo llegó ese clavo allí?

- Yo mismo me lo enterré

Entonces el paciente le relató cómo, tras descubrir que su mujer le estaba siendo infiel, había decidido matarse simulando un homicidio para (según una extraña lógica) hacer recaer las sospechas sobre el amante de la ingrata.

- ¿pero cómo pudo enterrarse ese clavo allí usted sin ayuda?

La respuesta es de antología:

- No si yo no soy na’ de tonto, agarré una piedra bien grande, me puse el clavo y me martillé encima.

Acto seguido el médico lo hizo tenderse en una camilla, pidió a su ayudante que lo sujetara de los hombros, y con un alicate tiró con fuerza del pedazo de fierro. Al ver el enorme clavo que salió de allí quedó más sorprendido. Todavía no cerraba la boca cuando el hombre se levantó de la camilla, tomó sus cosas y se fue, sin sentir desde entonces otra molestia en la cabeza que la de los cuernos que le había puesto su mujer.

miércoles, septiembre 12, 2007

472. Morir con el pene erecto

Mi profesor de biología de 8º básico contó una vez en mitad de una clase, que durante una visita a la morgue con su curso de la universidad vieron un cadáver masculino con el pene erecto, cosa que se explicaba por el hecho de que el deceso se habría producido durante el coito.

No lo he conversado con ningún médico, pero no creo que sea posible. Ahora de grande sus clases me parecen más graciosas.

domingo, septiembre 09, 2007

470. Una vez mi profesor de biología en 8º básico

Una vez mi profesor de biología en 8º básico (Escuela de música Guillermo Tomás, de Guanabacoa, La Habana), nos contó una anécdota para educarnos acerca de la poca importancia que tenía la apariencia física en las relaciones amorosas.

Según él, un compañero de universidad extremadamente apuesto (mi profesor era gay) había comenzado un noviazgo con una muchacha con sobrepeso. Habiendo sido objeto de burla por parte de sus amigos, les dijo muy seriamente: “no toleraré molestias sobre este punto, pues no quiero que tomen a la ligera mis sentimientos”.

viernes, septiembre 07, 2007

jueves, septiembre 06, 2007

468. un bombardeig poètic

Barcaza y Bianchi, dos Muebles en Cataluña (guitarrista y bajista). Compárenlos con sus marionetas más abajo.

martes, septiembre 04, 2007

467. El peor momento de Bachelet

Si hacemos caso a la prensa, el gobierno de Bachelet vive hoy su peor momento, aunque todo su gobierno ha parecido una suma de peores momentos, pero no viene al caso hablar de esto.

No era especialmente hábil durante los debates de la campaña por la presidencia, ni lo fue después al encarar a los adolescentes que descubrieron la sensibilidad social bajo el gobierno de Lagos, ni es de esperar que adquiera los rasgos faciales y los modales fríos de los políticos hábiles porque no tuvo que muñequear para ser la candidata oficialista, ni lo pidió tampoco.

El chileno medio entendía estas cosas, los sondeos de intención de voto y más tarde las encuestas de opinión nunca fluctuaron demasiado, pero la gente parece haberse cansado de su encanto personal y hoy Bachelet vive su peor momento.

Nadie discute, sin embargo, que gran parte de su capital político se debe a que vivió momentos mucho peores, al mismo tiempo que el conjunto de la sociedad chilena. Michelle Bachelet no puede ser juzgada según los indicadores con que se evalúa a las figuras políticas. La mayoría de las veces el populacho no se inclina por un programa de gobierno sino por una sonrisa, un corte de pelo, una frase repetida hasta el cansancio. Su caso es más complicado; nadie votó por ella porque supusiera que iba a mejorar el desempleo o algo así, puesto que se sabía que quienquiera que ganara iba a hacer más o menos lo mismo.

Fue elegida porque justo en la época más oscura de la historia de Chile estuvo en Villa Grimaldi, el lugar más oscuro de Chile, poco tiempo después de que su padre fuera torturado hasta la muerte por sus compañeros de armas. Pasadas tres décadas la vimos ocupar cargos ministeriales y encumbrarse a la presidencia de la república, el lugar más respetado, más luminoso, al que se llega por votación ciudadana. Por todo esto vimos su ascenso a la presidencia como un viaje desde la oscuridad hacia la luz y al asistir al proceso viajamos con ella.

Fue elegida asimismo por su condición de mujer separada, con hijos de diferentes matrimonios, atea, trabajadora, y ex novia de un frentista. Nada de esto ha cambiado y vale la pena recordarlo.

De alguna manera el apoyo que concita la figura de Bachelet tiene que ver con la percepción que el país tiene de sí mismo. Llegó al poder mientras florecían las bandas de rock y los festivales de teatro, 'Machuca' llenaba las salas de cine, se descubrían las cuentas de Pinochet en el exterior, los gays se daban la mano en la vía pública y Lagos terminaba con la inamovilidad de los comandantes de jefe de las FFAA. Ahora, después de que todo esto dejó de ser novedad, caemos en la cuenta de la falsedad de los mitos de los 90s sobre nuestra economía, recordamos nuestra condición de país mono exportador de materia prima barata, tomamos conciencia de nuestra dependencia del gas argentino, se destapan dos o tres escándalos de corrupción, los barrios patrimoniales son destruidos por las inmobiliarias y meditamos sobre cómo nos va a afectar el cambio climático. El país se odia un poco a sí mismo: Bachelet brilla menos.

Pero no para mí. La sigo viendo como la síntesis humana de nuestra historia reciente y creo que ha sabido imponerse al entorno hostil en que trabaja. A veces, cuando noto que pasa por un nuevo “peor momento”, trato de enviarle energías, de la misma manera en que cuando era niño enviaba mensajes al sol para que no dejara que las nubes arruinaran un paseo a la playa. El Transantiago, la LOCE y los cambios de gabinete, todo eso me importa un bledo. ¿La Concertación? Me importa muy poco la Concertación, si son ladrones u oportunistas lo son tanto como lo sería un gobierno de la izquierda extraparlamentaria. En general todos los grupos humanos reproducen los vicios de la especie humana, pero no viene al caso hablar de esto ahora.

domingo, septiembre 02, 2007

466. Los Muebles en marionetas

La batería es fácil / José Joaquín PrietoEl hombre de la guitarra azul / Santiago Barcaza x Wallace StevensHola a todos / Cristóbal Bianchi (uno de ellos)
Y un servidor...
Mandamos a hacer estas marionetas para el próximo video clip de Los Muebles.

viernes, agosto 31, 2007

465. elegir correctamente

Una vez me trataron de vender un vino Capitán General en un restaurante de Macul, frente al pedagógico. No fui más a ese lugar.

miércoles, agosto 29, 2007

464. Lo que dices de otro vale para ti mismo

“No ha sido vencido, simplemente se perdió en los cielos tal como un barco se pierde en el mar: tuvo el final más perfecto”.

Eso decía Georges Guynemer sobre Albert Ball, as de la aviación británica desaparecido en un combate aéreo el 7 de mayo de 1917. El 11 septiembre siguiente, estas palabras se aplicaban perfectamente a su autor, derribado (gloriosamente) en Poelcapelle.

lunes, agosto 27, 2007

463. in memoriam

Quien quiera degustar estas langostas tendrá que cruzar el Estigia: las fotografié en una pecera a la salida de un restaurante tailandés. Con toda seguridad fueron devoradas y hacen compañía en este mismo instante a Lennon y tantos otros.

sábado, agosto 25, 2007

462. la moda de las prácticas de purificación corporal

Ana le propuso a su bella roomate chilena hacer juntas un ayuno de 10 días para ser más saludables. En Nueva York las prácticas de purificación corporal están de moda; hay una gama que va desde la ingesta de jugos naturales, etc, hasta el colonic, que es algo más radical.

El colonic consiste en introducirse una manguera por el culo, por la cual se hace pasar un chorro de agua con el objeto de limpiar los intestinos, eliminando supuestas toxinas que en algunos casos llevan décadas anquilosadas en el organismo. Algunas personas dicen haberse sacado pedazos de plástico, botones, etc. Quienes estén interesados en saber más pueden ir a http://www.chakra17.com/

Volviendo al ayuno que proponía Ana, este consistía en no comer nada excepto un jugo de limón con pimienta de cayena diario durante diez días. Según cuenta, uno va notando después de unos cuantos días que empieza a depurarse porque "de verdad que la consistencia de la mierda va cambiando". Su roomate no fue capaz de seguir el ayuno más de 3 o 4 jornadas; sin embargo Ana perseveró. El décimo día estaba muy feliz por haber logrado mantenerse firme; había planeado terminar con un colonic, pero para cerrar el ciclo con broche de oro decidió reemplazarlo por un enema de café. ¿Un enema de café? Sí, no se rían, como el café es astringente, o erosivo, existe la práctica de metérselo por el culo a través de una manguera, y Ana pensó que con eso quedaría completamente libre de los últimos tóxicos que quedaran en su cuerpo.

Como a las siete de la mañana despertó a su amiga con los ojos desorbitados; no había podido dormir en toda la noche y sentía una taquicardia que la tenia galopando. Partieron al hospital donde le diagnosticaron una intoxicación por café y tuvieron que ponerle un calmante urgente ya que estaba a punto de sufrir un ataque al corazón. Los médicos la miraban sin entender cómo una persona podía dejar de comer 10 días para luego bombearse café por el culo. ¿Qué tipo de ser humano hace algo así? Se preguntaban. ¿Es una costumbre mexicana?

jueves, agosto 23, 2007

461. los últimos instantes en la vida de John Lennon

Estamos en el edificio de Dakota, esta es la entrada donde Lennon fue alcanzado por su agresor Aquí cayó:Close up sobre el último colchón de Lennon (debió haberle parecido duro):Y esta debe haber sido la última vista que tuvo: El resto lo averiguaremos muy pronto.

miércoles, agosto 22, 2007

460. el edificio Dakota

Dos momentos especiales tuvieron al edificio Dakota como escenario: la muerte de Lennon y el rodaje de “El bebé de Rosemary” de Polanski. Yo fui al lugar interesado por la película que como ya saben, es acerca del demonio. Lennon, una suerte de ángel, me parece menos interesante.