jueves, diciembre 14, 2006

320. Los astros no estaban con él


La fecha en la que se volvía centro de atención le fue arrebatada por la caída de las torres gemelas. Por increíble que parezca, ese mismo acontecimiento fue la causa de que en los EEUU se dieran más facultades para investigar a los bancos, lo que provocó el descubrimiento de las cuentas en el Riggs; o sea, el 11 de septiembre le devolvió la mano.

Y murió el 10 de diciembre: aniversario de su procesamiento por el juez Garzón, día mundial de los derechos humanos y cumpleaños de su mujer. ¿Es posible que tanta coincidencia sea una arbitrariedad? Los escépticos decimos: claro que sí. Pero esto nos da un margen para jugar a que existe un orden. De cualquier manera es un regalo.

Y para quienes puedan interpretarlo, el domingo 10 de diciembre Júpiter, Mercurio y Marte estaban en conjunción; desde la Tierra se veían muy cerca entre ellos debido a un efecto visual producido por la geometría del sistema solar.

13 comentarios:

ojos incandescentes dijo...

Claro que existe un orden...
el mismo que me hace leer este blog todos los ´dias y que me dice que todos estamos hermandados de alguna forma...

nadie dijo...

que yo creo que hay dios, pero cómo le vamos con esto y los astros... esos pequeños incandecentes siempre me han jugado malas pasadas

buenos días

Darinka. dijo...

Julito:
Nada es por casualidad...
Todos estamos hermandados de alguna forma...
Estoy de acuerdo!!!
Dk.

ojos incandescentes dijo...

Bueno, quise decir hermanados, pero el teclado pinochetista se puso rebelde, tuve que cambiarme a otro con más juicio...
aunque hermandados no suena mal, es el maravilloso azar del lenguaje...

Anónimo dijo...

los ponichetistas son hiperactivos, te apuesto que hay 5 huevones que se dedican a dejar comentarios en todos los blogs

Anónimo dijo...

insisto...ponichetistas: genial

Anónimo dijo...

Hola Julio...discrepo profundamente, este señor se fue sin castigo , con honores, la sacó barata y se fue piolita. Esos son mas que astros, este señor tenía todas constelaciones a su favor.

Anónimo dijo...

yo creo en los astros, el rey sol, las reina luna, y el astro más hermoso:

la sole


cdl

mariasoleda dijo...

huir, técnicamente estoy de acuerdo contigo, pero existencialmente estoy con Malayo. Prefiero hablar de los astros y de otras posibilidades, aunque yo ni siquiera crea ni en la justicia divina ni cósmica, pero al menos dejar un margen de duda y apertura y optimismo, es mejor para vivir... de la otra manera no se puede, la vida se hace muy pesada ¿no crees?

ojos incandescentes dijo...

Malayo:
Me gustan las historias de conspiración.
Las de romances mortales entre adultos mayores, me provocan un poco de malestar estomacal...

viejo culiao dijo...

ya crecerás

Anónimo dijo...

tus colaboraciones en el clinic están pésimas. le puedes poner más ñeque o no te da?
te tiene que chocar una famosa pa tener algo qué contar?
te tienen que tirar caca por el blog pa tener tema?
es raro. como que todo lo que escribes carece de nervio, de alma, como que de alguna forma draculera siempre le estás robando el talento a los demás.
por cierto, qué desperdicio es gastar en ese textucho tuyo un espacio en el clinic de pinochet que muuuuchos habrían aprovechado mejor.
chanta

Anónimo dijo...

uuuuuuuu