viernes, diciembre 29, 2006

331. Frankestein (otro sueño)

Soñé esto en la segunda mitad de 2002: yo creaba un Frankestein. Después el Frankestein se volvía en mi contra, tal como en la novela de Shelley, y me acuchillaba varias veces en el tórax. Sintiendo un dolor vivísimo en las costillas, me repetía una y otra vez (textual):

“es increíble lo que puede llegar a doler aquello que es obra de uno mismo”.

Desperté repitiendo la frase.

11 comentarios:

de látex dijo...

ah, es que eso es lo que más duele

Anónimo dijo...

y si hubieses creado una mina guena en vez de un frankestein?

Anónimo dijo...

el sueño es re evidente, no necesita mayor interpretación, pero habría que ver en que estabas en ese momento de tu vida, y también en qué estás ahora como para acordarte del sueño y ademas querer compartirlo

Anónimo dijo...

o el querer compartirlo es más bien un "mensaje" a "otro" y no exactamente a ti mismo?

nadie dijo...

tus sueño son bastante cargados de simbolismo malayo, este me gusta lo encuentro increíble, la mayoría de mis sueños son desordenados, los tuyos son lógicos y siguen secuencias estructuradas...debe ser la veta lingüística...

nadie dijo...

tus sueño son bastante cargados de simbolismo malayo, este me gusta lo encuentro increíble, la mayoría de mis sueños son desordenados, los tuyos son lógicos y siguen secuencias estructuradas...debe ser la veta lingüística...

Anónimo dijo...

bello sueño, terrible sueño.

Paola Gutierrez dijo...

::: Julio. Nos juntamos el año que viene ya que no alcanzamos ahorita?

Un abrazo naranjo.

Anónimo dijo...

Hermano, qué tiene que ver Casagrande con la leyenda del vaquero chileno?? La canción es de Los Muebles, OK. La idea es de varios amigos poetas, quienes han contribuido a enriquecer y exaltar las aventuras de este bandolero chileno, OK. Que chucha tiene que ver CASAGRANDE en esto??? Dejen de ser tan patudos de una vez...

Anónimo dijo...

el frankestein no será germán?

que buena! dijo...

jajajajajAJAJjaJajajajaja