miércoles, marzo 08, 2006

155. Día de la mujer

Como habré dicho alguna vez en este blog, comparto oficina casi exclusivamente con mujeres. No está mal, a veces me convierten en un peluche (algo contra lo que luché siempre, pero ya no hay caso). Otras veces discutimos. Por ejemplo, hace meses dieron la noticia de que un joven estudiante de apellido Errázuriz había sido encontrado muerto. Eso me valió escuchar suspiros y expresiones de pesar toda una mañana. Polemicé con ellas. Mi argumento era que si hubieran avanzado 3 páginas hacia delante o hacia atrás de la noticia, habrían encontrado material suficiente para llorar toda la tarde: crímenes, mutilaciones, incendios que consumen vidas de trabajo, estafas que consumen vidas de trabajo de personas humildes, de todo. ¿Por qué concentrarse en este joven? Porque la noticia venía con foto y porque la historia venía contada. Los otros muertos no tienen historia, y no la tienen porque tampoco tienen apellido. En fin, me he vuelto un estudioso de la naturaleza femenina. De eso quería escribir pero me fui por una rama.

12 comentarios:

LadyShara dijo...

carrasco, te has vuelto un poco PREJUICIOSO, que es peor que estudiar naturalezas y géneros humanos.
Con todo respeto hermano, no generalice plis que chatea, ¿o me vas a decir que la frasecita todos los hombres son iguales te llega en alguna parte?

aja.

respect!

Anónimo dijo...

Carrasco, te pasaste, ¿cuándo hemos sido asi????? Agradece que trabajai con puras mujeres jóvenes, guapas y buena onda. Además, se te olvidó contar que las acosai todo el día.... ¿tanto te gusta su extrema sensibilidad?

Malayo dijo...

yo encontraba que había sido tierno en este posteo. Esa discusion que tuvimos paso hace mucho tiempo y no tiene que ver con la sensibilidad femenina. Ademas es cierto que mis compañeras de trabajo son guapas. Aparte son ágiles y eso las hace más atractivas. Por lo tanto este posteo no atañe a la naturaleza femenina. Mea culpa.

cienfuegos dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
cienfuegos dijo...

t domestikaronn hermano, debiste haber seguido filoso hasta el final y ofrecer un par de combos si era necesario, no importando el género;

¿son todas iguales? La respuesta la sabemos y es "sí, todas salvo mi madre, mi mujer y mi hija"

un errázuriz muerto es un carrasco vivo, lloran por él mientras escucha arjona, eso debería ser delito

Anónimo dijo...

como habran suspirado con lo de la fran cooper!

Selene.cl dijo...

Curioso que te fueses por una rama... en la sabiduría colectiva existe la idea de que el macho se va directo al objetivo y la hembra es la que vitrinea y pasea por las ramas. En fin gracias por acordarse de nuestro día. Uds. tienen?

Anónimo dijo...

oye malayo
tienes que explicar porqué suprimiste el comentario
malaya era un pais libre se suponía

Malayo dijo...

No lo suprimí yo sino el propio autor del comentario.

cienfuegos dijo...

cienfuegos: se me le había repetido el comment x eso la supresión, no sigamos insultando a carrasco por favor!

cienfuegos dijo...

cienfuegos: se me le había repetido el comment x eso la supresión, no sigamos insultando a carrasco por favor!

pinminac dijo...

Ah. Yo encuentro que sí tienes razón. Yo preferiría mil veces que las mujeres fuéramos todas menos sentimentaloides.
Uno: en general (y filo si generalizo, de otra forma mejor nadie opina) somos demasiado apegadas a la tragedia y poco amigas del humor negro. Es decir, graves porque sí.
Dos: de lo cara de raja que son muchos hombres -por lo cual gran parte de las mujeres alegan- se puede aprender no sólo a ser también cara de raja, sino que a reirse más de una misma. Y hasta las tragedias pasan a ser buenas.
Tres: Ironía niñas, ironía. Tener humor vuelve lindas hasta a las feas. Y ser tonta grave vuelve intolerable hasta a la mujer hecha a mano.