miércoles, abril 19, 2006

184. hasta el último pelo


En 1999 envié un mail a mis amigos comunicándoles que había decidido asumir mi condición de calvo. Quería decir con esto que aceptaba que todas las acciones que había emprendido hasta entonces para evitarlo eran vanas. No obstante, hacía patente mi decisión de seguir echándome cosas en la cabeza y tomando vitaminas porque aún sabiendo que ya de nada sirve, pues estoy condenado por la genética, voy a luchar hasta el último pelo.

Siete años más tarde he encontrado, si no la solución definitiva, al menos un aliciente: el aloe vera. Todas las noches me froto un poco en la cabeza y parece que algo estoy consiguiendo después de una semana y media de tratamiento.

8 comentarios:

baudelaire3 dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
baudelaire3 dijo...

Malayo: fui uno de aquellos que recibió ese mail sobre tu inútil pelea, hace ya largos siete años. Ha salido y se ha puesto la luna en incontables ocasiones y tú, mi hermano, sigues igual. Eso puede ser contumacia o tenacidad, lo dejo a tu criterio. Pero te cuento: uno de los posteos anteriores, ese de la paliza a causa del hombre rana, contiene una historia que ya es leyenda urbana no por lo novedosa sino por lo vieja y repetida. Un abrazo, igual te quiero Gómez

Malayo dijo...

Pero siempre la cuentan los demás, es primera vez que la cuento yo poh, amermelao.

Malayo dijo...

OJO: suprimí una parte del primer comentario (era el mismo de baudelaire) y lo republiqué luego por petición expresa de un gran amigo de ambos. Me tomé la libertad porque Baudealire es mi hermano también. Baudelaire: tú sabes q lo hice por fuerza mayor. Un abrazo compañero.

baudelaire3 dijo...

Malayo: sí, no hay drama.

Abrazos a todo el mundo, besos a la Carmen García si la ves por ahí y a todo tu fan club que es lo único que te envidio en esta vida (tú talento no lo envidio porque es evidente que jamás llegaré a ese tipo de iluminaciones).

Chao hermano,

B3

Malayo dijo...

chupamedias

Cristóbal dijo...

el par de tontas. porque no se hacen un blog a dos bandas.

Anónimo dijo...

Pelado o no pelado, qué te importa? Relájate.