martes, mayo 16, 2006

204. Crónicas del 21 de mayo / El fin de La Covadonga

Un año después de dar cuenta de la fragata blindada Independencia en el combate de Punta Gruesa, La Covadonga fue hundida en la bahía de Chancay, donde había acudido para cañonear una vía ferroviaria. Los marinos chilenos vieron un hermoso barquito a la deriva y lo subieron a bordo. Estaban tan llenos de curiosidad como lo estaba el barquito de explosivos.

Si hubieran leído a Homero no habrían caído tan fácilmente en la trampa. Léalo ud para que no le pase lo mismo.

Podemos sacar dos conclusiones de esto:

1. La probable veracidad de los acontecimientos relatados por Homero, en especial lo relativo al episodio del famoso caballo.

2. Lea ud a H. para que no le pase lo mismo. Etc, etc.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Malayo, si usted hubiera en verdad leído a Homero, sabría que no no fue él quien relato lo hechos del famoso caballo. Léase
los libros para que no le vuelva a pasar lo mismo.

Malayo dijo...

Debo decir en mi defensa que estas imprecisiones quedan compensadas por los aciertos de los usuarios anónimos.

"Si no soy yo el culto, al menos lo son mis lectores" (no mencionaré el autor de esta cita por si estuviera equivocado otra vez).

wabi&sabi dijo...

No te preocupes, Malayo. Con esta cosa de la intertextualidad, la autoría no vale nada.
De acuerdo con que hay que leer a Homero.

Anónimo dijo...

a ver a ver wadu-wadu, cómo es eso de la intertextualidad?. no te pongas mao tse tung para tus cosas, te falta poco para insertar alusiones cuchufleteras de montaigne y otras barrabasadas por el estilo.
saludos, rubiecito. menos payaseo y más rebeldía pueh iñor.

so sacos de güeas!

Malayo dijo...

Oye que erís peleador, lo tuyo es contra todas las banderas. Más lo que pelabas al tipo que puso el comentario de Homero.

Anónimo dijo...

los mariconcitos andan cahuineando en un blog aparte?