martes, julio 04, 2006

236. Nazis chilenos

En una conversación de sobremesa, una mujer le contó a una amiga mía sobre la costumbre de su abuela de cambiarle los ojos cafés a sus ositos de peluche por ojos azules, para que se acostumbraran desde niños a no mezclarse con ojos cafés, tan abundantes en este país donde se vinieron a vivir sabrá dios por qué razones.

Se trata de una familia de alemanes que se estableció en el sur. La mamá de esta mujer es concejal UDI en una localidad de las afueras de Santiago que se llama Juan Pinto o algo así. Muerta de la risa, contaba además que en su familia decían que lo del holocausto es un cuento.

Es gente muy loca, pero no tanto como para compartir mesa con los tarados chilenos y morenos que creen que un par de meses de karate y una svástica en el brazo los hará arios. Jamás tendrán ojos azules como los ositos de peluche con que creció la hija de la concejal.

A fines de los años 30 el gobierno del Führer mandó a un huevón a hacer una tesis sobre lo subnormales que éramos los chilenos. Nuestro gobierno de la época le brindó todo su apoyo.

Y ahora lean este fragmento extraído de Icarito sobre la época de la colonia en Chile, se supone que es educativo:

En menos de tres siglos surgió una nueva raza y se transformaron en pueblos civilizados vastas comarcas vírgenes que estaban pobladas por tribus bárbaras”.

O sea, una nueva raza y al mismo tiempo, los mapuches eran bárbaros que se transformaron en civilizados. Yo tendría más cuidado con lo que leen los niños.

5 comentarios:

Mariana dijo...

Malayo la comuna es María Pinto, una de las más pobres de la RM. Con una Concejal así, harto dificl les va a costar salir de la situación en que están.

LIEBRE dijo...

"Está claro que la liebre era la criatura mediante la cual XXXXXX creía que podía revitalizar mitos antiguos y rituales.

Interpretaba la liebre como un órgano del cuerpo humano, un órgano externo. SU ENORME FERTILIDAD, su habilidad para escapar, su agilidad en los bordes, su descenso de las estepas, SU OBSESIÓN POR METERSE EN CUEVAS, SU ASPECTO OSCURO, MISTERIOSO: todo esto llevó a XXXXXXX a ver la liebre como su propio animal. Estaba firmemente convencido de que la liebre y, con ella, todos los demás animales actuaban como............ de la evolución humana.

Los animales, decía, se han sacrificado a sí mismos para hacer posible la hmanidad."

Anónimo dijo...

malayo, un placer. pese a que soy un ignorante en poesía, me compré, sacrificando dinero para mis sopas de media tarde, el libro sumatra. extraordinario texto. dónde puedo encontrar el otro libro, que me he enterado escribió tiempo atrás?

Malayo dijo...

Estimado(a): se llama "El Libro de los Tiburones" (1995) pero no quedan ejemplares. Muchas gracias.

Christian dijo...

...uff, sutilezas como esas en nuestra historia, hay muchas, responsables de hacerlas posibles otro tanto...
conmino al pueblo a incorporar una lupa en el cortex...