domingo, mayo 13, 2007

400. Consignas

En 7º básico me eligieron jefe de destacamento en la escuela de música Guillermo Tomás.
Todas las mañanas antes de cada clase me paraba frente al curso y daba la orden: “para decir el lema, 1, 2, 3”; y mis compañeros decían a coro una frase de Fidel: “los hombres mueren, el partido es inmortal”. A continuación el profesor hacía una venia y nos sentábamos.

El partido no es inmortal compañero. Tsss, habrase visto.

6 comentarios:

yo dijo...

en fin...

Cristina Chain / Huir dijo...

¿Estás con depresión malayo, Julio?, te falta escuchar ** "La mamma morta" ...ya po...si aun se ven muchachos y muchachas con sus camisitas rojo marrón...
Cristina

**perteneciente a la ópera Andrea Chénier de Giordano

Anónimo dijo...

la idolatria por las formas, por el uniforme, por la uniformidad, cuando todos sabemos que los verdaderos heroes son las jinetas...

nadie dijo...

ayer -ayer mismo en la noche- escuché a la Callas con la mamma morta y no sé por qué lo considero una coincidencia tan de otro mundo...en fin.

Cristina Chain / Huir dijo...

estas depresiva nadie?, es en serio que te lo pregunto...no escuche eso....metete a mi blog ahi hay harta musica, harta y hay algunas canciones simpáticas, no lo digo pa promocionarme a? conste. I don´t need it. mamma morta no...

Anónimo dijo...

qué pesada la Chain con esa fijación de tener que ser la última en postear, no da tiempo a los otros, corta toda la onda