miércoles, junio 20, 2007

420. la concentración mística y la ley de los mandriles

Para vencer sus pulsiones agresivas un amigo hizo un retiro vipassana (se trata de una técnica de meditación) en la India. Pasaba 8 horas diarias sobre un cojín con los ojos cerrados, tomando un recreo de 20 minutos a mediodía, que aprovechaba para observar la cadena montañosa sagrada de los Anapurnas. Pero siempre volvía turbado a su cojín por causa de una comunidad de mandriles del lugar, en la que el macho alfa abusaba de los monos más jóvenes sin importar de qué sexo fueran, mientras el resto de los integrantes se masturbaba compulsivamente. Toda la concentración mística de mi amigo se iba al carajo en ese momento.

6 comentarios:

mariasoleda dijo...

no hay esperanza entonces?

Cristina Chain/ Huir dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cordelatex dijo...

tal vez también meditaban

Anónimo dijo...

¿Y por qué no hizo el retiro en la Cordillera de Los Andes?, no será sagrada pero igual es montaña. Tampoco hay mandriles y su concentración no se hubiera ido al carajo.

Anónimo dijo...

¿Qué edad tiene la gente que se mete a esto?

Cristina Chain/ Huir dijo...

La región de Annapurna que recorre de sudeste al norte con Monte Lamjung Himal es seguramente los destinos más populares en Nepal para hacer trekking despues de la region de Everest. El pedazo central de esta parte de Nepal es la serie de las montañas que incluye Monte Annapurna I, el primero de los picos de 8000 metros cual satisfactoriamente fue subida premiravez por el grupo francés en el año 1950.???? aquel???

cuáticos pa meditar a? y con razón habían monitos pues...inasequible oye,realmente inasequible.