viernes, junio 22, 2007

422. No habrá ayuda del exterior

En marzo de 1997 escribí una carta a Carlos Cardoen proponiéndole que fuera mi mecenas. Mi situación era precaria, y sentía que era una propuesta razonable. Una tirada de naipes de tarot por esos días arrojó el siguiente mensaje: “No habrá ayuda del exterior”.

Fue súper útil para concentrarme en mi propio esfuerzo. Todavía hoy, si no me dan ganas de levantarme en la mañana o me invade una sensación de cansancio general, me repito: “no habrá ayuda del exterior” y me siento un espartano bloqueado en las Termópilas. Háganlo uds, lo recomiendo.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

No entiendo nada, ya se te acabo la inspiracion que tienes que repetir lo que ya escribiste en la entrada 148? y la originalidad de la entrada 422 donde esta?

mariasoleda dijo...

pero qué onda!! si a mi esto de que "no habra ayuda exterior" y que hay que ser como espartano, me viene muy bien, gracias malayo, un gran consejo...porque obviamente no voy a estar buscando en los post anteriores a ver si malayo se repite oes poco creativo,que pérdida de tiempo

Cristina Chain/ Huir dijo...

discrepo un poco pero no en eso de que es mejor quedarse acostado eso está bien, habla bien...
pero, pero
en este pais y según la experiencia la ayuda SIEMPRE viene del exterior, sino estai fregao...
ahora...en términos espirituales...la ayuda no viene de ninguna parte

Y con respecto al alma la ayuda no existe.

dios...

Anónimo dijo...

No se necesita buscar en los anteriores posts, el mismo te da el link a la carta que escribio y es casi el mismo post??? igual no entiendo.... me parece fome...
si el mensaje es que la ayuda viene del exterior nos puede demostrarlo de otra manera. Pero ya, me aburri

Anónimo dijo...

quiero chuparle el miembro morado al julito carrasco.

su fan numero uno

te deseo mijito rico

Anónimo dijo...

all you need is love

Anónimo dijo...

Yo te recomiendo a ti y a los que entran a tu blog lo siguiente “no es bueno el que te ayuda, sino el que no te molesta”.

Me ajusto a esa oración en cuanto a lo que espero del resto, pero si considero necesario ayudar a alguien, no lo pienso dos veces y lo hago.

Yo sí recibí valiosa “ayuda del exterior” en mi época juvenil - estudiantil y gracias a eso y al instinto de superación soy lo que soy.

Saluditos

Anónimo dijo...

Para que no se distorsione mi testimonio aclaro que la ayuda exterior que recibí corresponde a la oportunidad de trabajar mediodía y estudiar en la otra jornada.

Paola dijo...

.POST IT.

Te envie lo tuyo por mail.

slds.

Anónimo dijo...

doy gracias a todos lo que hacen este mundo un poquito más desgraciado

gracias

Esperanza

Anónimo dijo...

porque no vuelve german carrasco, el primo loco del julio a escribir aca, ya po german vuelve

Anónimo dijo...

que german carrasco haga su propio blog y ahi le escriban todas las alegres personas que lo necesitan.