miércoles, agosto 29, 2007

464. Lo que dices de otro vale para ti mismo

“No ha sido vencido, simplemente se perdió en los cielos tal como un barco se pierde en el mar: tuvo el final más perfecto”.

Eso decía Georges Guynemer sobre Albert Ball, as de la aviación británica desaparecido en un combate aéreo el 7 de mayo de 1917. El 11 septiembre siguiente, estas palabras se aplicaban perfectamente a su autor, derribado (gloriosamente) en Poelcapelle.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

son las coincidencias del destino, sólo coincidencias...

pure poison dijo...

"Como es arriba, así es abajo. Como abajo, así es arriba."
Kybalión

Anónimo dijo...

Deberíamos eliminar del calendario los 11 de septiembre, son fatales... ¿no creen?

pure poison dijo...

Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo a la ley; la suerte o azar no es más que el nombre que se le da a la ley no reconocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley.
Kybalión one more time

Anónimo dijo...

mujeres: como es arriba, así es abajo, como abajo, así es arriba

nadie dijo...

¿y esta búsqueda de sentido malayo?

Anónimo dijo...

un rubio pierde el pelo

un pelado encuentra pelos

¿que significa esto?