jueves, septiembre 13, 2007

473. lo que hacen los celos

Entre los trabajos ganadores de un concurso orientado al rescate patrimonial, realizado en 2003 por el portal educarchile, estaba un video sobre la medicina tradicional presentado por una escuelita de Chiloé. Una de las historias recogidas allí era contada por el médico de la zona. En cierta ocasión había llegado a su consultorio un vecino aquejado de un fuerte dolor de cabeza. Al revisarlo, se encontró con algo insólito: el sujeto tenía un clavo enterrado en el medio de la cabeza, justo en la unión entre los parietales y el lóbulo frontal. El médico lo miró fijamente y le hizo la pregunta que se estarán haciendo ustedes:

- ¿Cómo llegó ese clavo allí?

- Yo mismo me lo enterré

Entonces el paciente le relató cómo, tras descubrir que su mujer le estaba siendo infiel, había decidido matarse simulando un homicidio para (según una extraña lógica) hacer recaer las sospechas sobre el amante de la ingrata.

- ¿pero cómo pudo enterrarse ese clavo allí usted sin ayuda?

La respuesta es de antología:

- No si yo no soy na’ de tonto, agarré una piedra bien grande, me puse el clavo y me martillé encima.

Acto seguido el médico lo hizo tenderse en una camilla, pidió a su ayudante que lo sujetara de los hombros, y con un alicate tiró con fuerza del pedazo de fierro. Al ver el enorme clavo que salió de allí quedó más sorprendido. Todavía no cerraba la boca cuando el hombre se levantó de la camilla, tomó sus cosas y se fue, sin sentir desde entonces otra molestia en la cabeza que la de los cuernos que le había puesto su mujer.

13 comentarios:

pure poison dijo...

del verbo huaso pue

Anónimo dijo...

Estimadas lectoras de este blog, en el informe 471 de Malayo, una ballena conocida (no daremos su nombre), se hizo pasar por CDL para decir groserías. Pedimos disculpas.

A la ballena en tanto, le recordamos que no utilice al cara de loco (sus iniciales) para mostrar sus traumas al Blog.

También debo contar que cdl está en un viaje introspectivo, por lo que no efectuará comentarios. Solo dice que los quiere a todos y todas (aunque no lo quieran)

atte

los amigos de la ballena

Anónimo dijo...

Como los cuernos que te pusieron hace poco a ti, Malayo, jajaja

Anónimo dijo...

Malayo, cuantas minas se habran clavado la cabeza por ti? Por mi lado, yo me saco los clavos con otro clavo: peor aun... Asi es la vida de quien el dolor lo lleva adentro.

Dr Douleur

Anónimo dijo...

Dr. Douleur:

Si el dolor no estuviera adentro ¿dónde podría estar? ¿de qué otra forma se podría sentir?

¿Por qué no practica la resilencia mejor y deja de mirarse el ombligo?

Resilencia: "Al hablar de resiliencia humana se afirma que es la capacidad de un individuo o de un sistema social de vivir bien y desarrollarse positivamente, a pesar de las difíciles condiciones de vida y más aún, de salir fortalecidos y ser transformados por ellas"

pure poison dijo...

de vivir bien en qué sistema? en este?

Anónimo dijo...

pico pico pico pico pico pico
pico pico pico pico pico pico
pico pico pico pico pico pico
pico pico pico pico pico pico

pene pene pene pene pene pene
pene pene pene pene pene pene
pene pene pene pene pene pene
pene pene pene pene pene pene

feliz 18

Anónimo dijo...

anonimo:
el dolor es la prueba de la existencia humana en este mundo;
lo interesante es cuando la esencia se manifiesta: esa luz que camina de la mano con el presente inmediato.

Dr Lumière

Anónimo dijo...

Dr. Lumière:

Cuando uno cree que el dolor de uno es el más doloroso de todos es como vivir en constante auto-victimización.

Muchos sufren y ni siquiera tienen opción de cambio, por nombrar un simple ejemplo: Los niños en la guerra de Irak. ESO ES SUFRIR Y TENER DOLOR.

nadie dijo...

me puedo imaginar al sujeto tomándose la cabeza, decidido a sacarse esa pena de amor, que tan concretamente le clavaba en el cuerpo. qué historia, muy buena para salir a mirar este dieciocho
buenas fiestas

pure poison dijo...

la fiesta después del día aciago...

. Paola . dijo...

desaparecido en accion !

Adrianita dijo...

Qué historia más rebuena...jajaja.
Interesante tu blog.

Saludos