viernes, enero 04, 2008

532. accidentes durante la práctica del yoga

La amiga de una amiga dejó de asistir al centro de yoga donde tomaba clases desde hace un año a causa de lo que confiesa, fue la más grande humillación de su vida: se le escapó un gas al hacer una torsión. Lo que más le martirizó, cuenta mi amiga, fue que nadie dijera nada, en circunstancias de que es imposible que no lo hayan escuchado.

Esto va para ella y para quienes hayan padecido esta situación: según me contó una instructora argentina que ha estado varias veces en la India, tanto Iyengar como sus hijos se tiran pedos sin ningún problema durante los ejercicios. Entonces no se martiricen por estos percances. Tampoco abusen de esta información.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

el otro día quedé pedo (y con dolor de cuello).

Anónimo dijo...

Me pasó una vez lo mismo pero no estaba practicando yoga... jajajaja pero no hice notar la situacion y me reí no más, ¡qué más se puede hacer! a parte de despejar el área

Anónimo dijo...

"pedos" es lo correcto pero yo creo que por acá la gente se tira simplemente peos

Anónimo dijo...

Los yoguis que practican harto y siguen esas dietas de pajarito son bien pedorros, sueltan los pedos de forma natural en cualquier parte, como sintiéndose en su pleno derecho.

. Paola . dijo...

.hahaha siempre pasa.

Olivia dijo...

Sugiero que los peos también se tomen como señal de agradecimiento, igual que los eructos en otras latitudes de nuestro planeta.