jueves, enero 10, 2008

534. la moda ambientalista

Mientras comenzaba el debate generado por el documental de Al Gore se hicieron públicos los ofrecimientos de grandes empresas petroleras a científicos para que refutaran las evidencias del cambio climático. Pagaban 10 mil dólares por artículo. Por eso cada vez que leo o escucho personas dando los argumentos que esperan estas organizaciones me pregunto si habrán recibido un cheque.

Otros documentales, menos difundidos pero también menos creíbles, comenzaron a circular contradiciendo la tesis del cambio climático. Entre los argumentos que usan está el de que el calentamiento global es una industria, que el uso de combustibles fósiles no tiene relación con el efecto invernadero, e incluso llegan a culpar a los activistas ecológicos de la pobreza en África, al impedir una acción más libre de empresas mineras y petroleras que podrían traer prosperidad a la zona.

A pesar del indudable valor comercial del documental de Gore y de su marcado acento gringo y personalista, ¿Podría alguien desmentir el agujero en la capa de ozono y su relación con el aumento de casos de cáncer de piel en Chile, la merma en las poblaciones de merluza, reineta, y otros peces, la tala de grandes extensiones de bosques en el sur de Chile? Da exactamente lo mismo que el efecto invernadero tenga causas humanas o naturales; si está de moda ser ambientalista, no lo está lo suficiente.

16 comentarios:

mariasoleda dijo...

oye malayo, sabes que hace unos dias vi un documental en la national g. y contaban la historia de la famosa (famosa para quién?) "pequeña edad del hielo" que duró cerca de 4 siglos, entre el 1400 y el 1800 (dc), explicaban que la peste negra fue por el frio y un monton de otras consecuencias mas por este cambio climatico que se debio a no sé qué explosión en el sol y a unas cuantas explosiones volcanicas, todo de casualidad, sin causa humana, pero que afecto y mato a millones de personas en el mundo, especilmente en las zonas frías del hemisferio norte, y bueno, la reflexion de los cientificos era sobre como unos grados de cambio de temperatura podían producir este caos y lo más terrorifico, que fue por "causas naturales"

la vieja de al lado dijo...

La industria es una parte del problema, pero el cambio de timón lo tenemos que hacer las personas comunes, los que ocupamos los productos.

Y es que el ambientalismo a nivel doméstico, que es en el que cada uno puede cooperar, no es masivo.

Ocupo pilas recargables, cuando llego a comprar bebidas es con envase retornable, hago turno con otras mamás para el el viaje en auto para ir a dejar los niños al colegio, en la casa ocupo ampolletas de bajo consumo, aparto las cajas de cartón, leo el diaro por internet, casi no veo TV, lavo una vez a la semana para ocupar completamente la carga de la lavadora automática, el calefont tiene piloto automático, riego poco mi jardín, la persecución de las ampolletas apagadas, uso estufa a gas ¿qué más se puede hacer en una casa?...

Y lo que me tiene chata son las chimeneas, última moda de los inviernos recientes, no puedo colgar mi ropa en el patio para que se seque porque el humo la deja hedionda, estoy pensando en comprar una secadora de ropa, pero la cuenta de electricidad NO perdona!!

Y olvidé decir que me baño sólo los domingos... No...es broma!!

fidelio dijo...

ciertamente que hay modas más deseables que otras, aparte del ambientalismo, también encuentro favorable la moda por las disciplinas orientales, por ejemplo.

pero la mera conciencia doméstica me parece tan fútil como para cotrarrestar el salvajismo contra el ambiente al que tiende la humanidad, al tiempo que no podemos más que quedar estupefactos frente a los desastres naturales que parecen cada vez más incontrolables.


un posteo muy relevante Malayo.

Anónimo dijo...

estupefacto, ese es el problema, quedarse estupefacto y que las cosas pasen porque tienen que pasar, por eso estamos como estamos en todo orden de cosas Y así vivimos, sin conciencia ni compromiso con nada, sin duda que la conciencia domestica no revierte el problema, ayuda un poco, pero ayuda.

Anónimo dijo...

La denuncia ayuda.

La vieja de al lado es una TROLL.

la vieja de al lado dijo...

I'm a Doll.

Anónimo dijo...

Cuando uno abre la página del foro hay dos epígrafes: uno de Gonzalo Millán, que dice "me interesa el Foro de Escritores". Para qué más. La palabra del poeta es una visa que abre las mil puertas huidobrianas, la autoridad aurática que nadie osaría discutir porque ¿quién se atrevería a dárselas de Edipo con semejante padre, tan re cool? Nadie. Además, la palabra del poeta es sagrada y la necesidad del aval llega a niveles patológicos en nuestras letrillas y letrinas. Por esta razón, si un autor nacional es publicado por una editorial española no hay nada que discutir. Nada. "Independencia cultural" como decían ese gran poeta que se llama Jorge González y que alguna vez escuchamos con don Pete Zampras antes de que se envaneciera él y los que lo compraron revisándole la dentadura y desengrillándolo para que baile y trabaje para la patota mejor ubicada en nuestras letrillas.

Nada que discutir. Como el incuestionable epígrafe de Millán. Si lo dice él, es así. Si X publicó en el suplemento Y de Barcelona es así. Y punto, que para eso tuvimos a Pinochet.

Es una necesidad de padre, de bollas, de certezas. Una necesidad de bollas y una falta de lo mismo pero con una sola ele. Nada de surf, nada de inestabilidades. Sólo el timbre ministerial corre por estas lejanías: cuestionar, proponer, resistir, todo eso es de mal gusto. Quizás por eso un sujeto en esta página escribió que nel mezzo del camin de nostra vita de Dante eran los cincuenta años. Pero ese célebre verso, la mitad del camino de nuestra vida, s refiere a los 33 años, edad de Cristo y Adán (no el editor de Tácitas)

33 años: edad que los creyentes estiman tendríamos todos en un eventual juicio final. Eso para los que utilizan, no sé si para menospreciarlos o perdonarlos o qué, el mote de "poetas jóvenes" para denominar a algunos grandotes que están por sobre los veinticinco años: "le falta madurar", "esperemos su tercera obra" y otros clichés por el estilo. (El lector haga la lista mental de los poetas que murieron o se suicidaron o escribieron su obra antes de los 35 años, desde el romanticismo inglés, desde antes si le parece)

Anónimo dijo...

Versión original.

Pero ese célebre verso, la mitad del camino de nuestra vida, s refiere a los 33 años, edad de Cristo y Adán (no el editor de Tácitas que sólo publica a sus amigos)

Anónimo dijo...

El anónimo 04:03 es un verdadero ejemplo de Troll, según la definición aparecida ayer en este blog, además de la que ya habían linkeado de wikipedia mucho tiempo antes que la de ayer.

El tema es el ambiente y sigue con los poemas.

Anónimo dijo...

La vieja de al lado es TROLLNTA, like a Doll.

nadie dijo...

Creo que las causas naturales y las humanas son lo mismo.Ocurre para todos los seres humanos que sus elaboraciones y construcciones (hasta las más sintéticas) son alteraciones más o menos sofisticadas, de elementos naturales.
Para mí el caso es lo que sigue: el aceleramiento del tiempo social, el crecimiento inagotable de las ciudades, la extensión del hombre sobre el planeta, parecieran acercarnos a la masa crítica de la tierra, la masa necesaria dentro de un proceso de fisión nuclear para una reacción en cadena y la total desintegración.
Suena apocalíptico, tanto como el juicio final, pero a ratos uno se pone a observar y piensa - al menos a mí me pasa- "por favor deténganse, deténganse! que esto va a estallar!"

la vieja de al lado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

OK, soy trollnta like a doll. Me ha ido tan bien siendo así... no me quejo.

la vieja de al lado dijo...

Firma "la vieja de al lado"

Mitch Gómez dijo...

Lo que pasa es que es moda de la boca para afuera. Doy un ejemplo bien chileno. Ahora en verano entro a un supermercado con aire acondicionado y me encuentro con la puerta abierta. Será para que las señoras con bolsas salgan más fácil o, peor aún, para "hacer corriente". Mientras, el aire acondicionado se pierde en la calle.
Otra cosa: el papel reciclado es más caro que el normal. No hay resmas de papel reciclado. Eso es ridículo, uno debiera usar papel blanco sólo para la última versión, si es que.

Anónimo dijo...

Por ahorrar dinero, la gente está dispuesta a pagar cualquier precio, cosa que no aplica para el medio ambiente.