lunes, enero 14, 2008

536. Pegar primero (púgil)

Cuando mi papá me recomendó la táctica de pegar primero y esperar a que los demás se metieran a separar, hacía tiempo que mis contrincantes la venían aplicando conmigo. El consejo no cambió en nada el curso de mis peleas, casi nunca fui capaz de dar el primer golpe, prefería esperar a que un evento de último minuto hiciera desistir a mi adversario, o que llegara alguien a evitar el problema y se solucionara todo, o por lo menos se postergara.

Una vez en el cumpleaños de un amigo que es hoy uno de los más grandes guitarristas del orbe, pegué primero. Fue en 1997, mi objetivo era un jugador de polo acuático grande y macizo como un bisonte pero al mismo tiempo, extraordinariamente impertinente. Hablé con sus cercanos para que lo calmaran, hasta que sucedió lo inevitable. Me estaba sacando la madre por tercera o cuarta vez pero no lo dejé terminar la frase y cayó de espaldas. Quedó inconsciente y estimé que lo mejor era retirarme antes de que despertara; además le había aguado la fiesta a mi amigo. Al día siguiente me enteré de que sus acompañantes entraron en un frenesí de mal genio y salieron en mi búsqueda. Cuando los volví a ver estaban más calmados.

La saga:

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Malayo ¿cuándo vamos a la verdudería? necesito urgente comprar pepinos.

Anónimo dijo...

MALAYO, cuando vamos a la verdulería? necesito plátanos para metértelos por la raja como te gusta.

soundmachine dijo...

Los poemas de german carrasco que fueron posteados son pésimos. yo esperaba algo malito, hociconcito, pero no alta basura. Pena da este tipo

Anónimo dijo...

los que más duelen son los golpes al corazón.

Anónimo dijo...

OMBÚ

No diremos: majestades de misterio,
símbolo del símbolo, phytolacca dioica
pero aquí descansaremos del calor
para oír la voz del árbol o sus nudos
(casa, humedad, cuerpo, picnic, mate).
Los amantes bonaerenses son adictos
al misterio de estos árboles nudosos
y también a las anchas costaneras.
Los escultores, Lola Mora, por ejemplo,
acarician ombúes como cuerpos
(y luego acarician mármoles y cuerpos).
Raíz: mano, elefante, pulpo,
yuyo descomunal de la prehistoria,
quitasol que protege a las parejas de jeans.
Las raíces exteriores del ombú
—film o novela de ciencia ficción—
reconquistan espacio público y aceras;
rizomas descomunales, aspiran
enroscarse en las rejas, infiltrarse
en palacios de gobierno, fundirse
en el nouveau de las fachadas
por el barón rampante, las parejas de jeans,
los ajedrecistas, los niños-maradona y el cartero
que se detiene a por una merienda.
Ese era el sueño de Kulcevsky.
Bajo este árbol esperaremos el diluvio
y en el suelo nos sentaremos a mirar
el paso ridículo y tierno de las caravanas
de extenuados dinosaurios y mamuts,
el sonido fricativo y seco que hacen
al timbrar el fango sus patas y su ritmo.
Y hay, según el taxónomo, varios tipos humanos
que habitan en los brazos de un ombú:
según la prensa fosforescente y amarilla
existe el tipo de los que cuelgan
cabeza abajo amarrados de un tobillo
como el fruto raro de billie holliday;
si permaneciesen quietos por un lapso
estos últimos podrían simular murciélagos
pero se sacuden en un extraño baile
o quizás en un intento por zafar
(los esqueletos que apreciáis en este instante
pertenecen a ese tipo de colgados
como extraños adornos navideños
de naturaleza edulcorante y sicodélica).
Y aunque toda taxonomía es ominosa
habitan bajo el ombú: los que parecen Adán
y nombran por primera vez el mundo,
las que parecen Eva (ah Eva desnuda,
tráeme una tonelada de manzanas)
y también quienes se asemejan
demasiado a la célebre serpiente.
Yo soy de los que parecen monos
(aunque el ombú es austral y los monos no lo son
pero da absolutamente lo mismo
"monos tropicales en un árbol meridional"),
monos-araña hiperkinéticos, confundidos
en el ramaje, el manchaje impresionista
como niños que trepan rejas altas
de canchas estatales al caer la tarde.
Y también podemos distinguir
dos tipos de poetas que cuelgan de un ombú:
los que parecen frutos y caen al suelo
y tiñen, indelebles, el pavimento
y, bah: los que cuelgan y eyaculan
para cultivar una mandragora.

gc

Anónimo dijo...

Julio, no dejes que posteen mis poemas ni que usen mi nombre para postear, tu propia gente se aburre. He perdido pegas, me ha costado caro tu blog, yo creo que ya está bueno. A tres posteadores los ubico, a otros no, ¿cómo tanta la obsesión? Concéntrense en otra cosa un rato.
Lo de s5 no se puede censurar, ¿es eso? ¿qué quieren? ¿qué chucha les hice? Hablaron en varios lados para que no escriba, hablaron con gente para que cancelara mis trabajos, etc (hay otra que no se asusta por poendejadas sin embargo). Haz un gesto de hombre, loco y borra al que postea mis poemas y que crees que soy yo. Esto no es sano para nadie.




g

Anónimo dijo...

encima posteas tu mismo anónimos, todos saben, loco, lean a su gente, concéntrense, escriban un artículo en s5 sobre mis pésimos poemas, etc. pero esto... siempe lo mismo, paso por aquí cada tanto y tengo que ver este resumidero de odio, jueguen, critiquen, imprequen, etc... pero loco un mínimo de fair play, güeón cobarde.

Anónimo dijo...

NUNCA borres un poema si de verdad dices que eres poeta...

Anónimo dijo...

poetas:



les recomiendo leer los heterónimos de pessoa, para que aprendan a hacerlo bien.

Anónimo dijo...

Por lo general, las mujeres de ensueño son una ilusión óptica.

Anónimo dijo...

Desafortunadamente, el equilibrio de la naturaleza estipula que la super-abundancia de sueños se paga con el aumento de las pesadillas.

Olivia dijo...

puede ser... mmmmmmmmm

aunque por lo general y desafortunadamente los hombres de ensueño también son una ilusión óptica que se paga con el aumento de las pesadillas, PERO DESPIERTA...

Anónimo dijo...

El poema ombú empieza bien pero termina con la típica estupidez de germancito carrasco, esa que la ha jugado tan en contra. en resumen, un texto mahometano nomás (y eso que es el mejor de multicancha, triste bodrio)

Anónimo dijo...

CON DOS DIAS DE INSOMNIO...

Anónimo dijo...

Y HUELGA DE HAMBRE

Anónimo dijo...

CON VOTO DE CASTIDAD

Olivia dijo...

por favor, nómbreme 3 hombres vivos, occidenteales, laicos, reales y conocidos que practiquen el voto de castidad (no busque en wikipedia).

Voy a perder el sueño por saber quienes son esos...

Anónimo dijo...

El poeta Malayo es 1.

Anónimo dijo...

EL POETA MALAYO EN 1 JOTE.

Anónimo dijo...

German Carrasco es el segundo

Anónimo dijo...

tener sexo con condón es como leer obligatoriamente un poema de gc

ana crónica dijo...

namaste.

Anónimo dijo...

Duelo en Babasónicos: Falleció su bajista Gabriel Mannelli

"Con mucho dolor comunicamos que en la mañana del sábado 12 de enero falleció Gabriel Mannelli, víctima de una invasiva enfermedad contra la cual luchaba hace tiempo. Quienes tuvimos la suerte de conocerlo vamos a extrañarlo mucho. Lo recordaremos, seguro, como alguien distinto, que entre muchas cosas se preocupó por hacer del mundo un lugar con más arte".

Ese escueto comunicado, firmado por "Babasónicos" y bajo la imagen de Mannelli, reemplaza hoy al home de entrada al sitio web de la popular banda argentina.

El grupo, que encabeza el carismático Adrián Dárgelos, comunicó así la noticia de la muerte de su bajista, quien integraba la banda desde sus inicios, en 1991.

Mannelli, de 37 años, padecía de una enfermedad llamada linfoma de Hodgkin, que lo alejó de los escenarios luego de la presentación del disco Anoche, de 2005, para dedicarse de lleno a su tratamiento."

Olivia dijo...

Y los nombres de los 3 hombres con voto de castidad???

Los primos Carrasco me parecen que tienen votos de celibato, muy distinto a castidad... ¿o no?

Anónimo dijo...

Los hombres resuleven los problemas entre ellos a combos, son más directos en esto, en cambio las mujeres se golpean los sentimientos, y nunca se logra saber quién es o no es una verdadera amiga, es un mundo mucho más engañoso en este sentido.

Olivia dijo...

Pregunta:
¿y cual es la forma en que los hombres resuelven los problemas con las mujeres?

Respuesta:
Pueden tomar la forma directa a combos y/o la forma engañosa de golpear los sentimientos.