martes, mayo 06, 2008

628. Un consejo de mi profesor de fútbol en 6º básico

En 1990 me encontré en el aeropuerto Ezeiza de buenos aires con mi profesor de fútbol en 6º básico. Me desilusioné un poco, era más bajo de lo que recordaba y menos sabio. Pero un consejo suyo tiene plena vigencia: no hay que cerrar los ojos al mover la cabeza. Lo corroboré en clases de Bikram, ese yoga que se practica a 42ºC. Si cierras los ojos te mareas enseguida.

Siempre fui malo para el fútbol. De grande encontré mi estilo: hacer faltas. En las pichangas siempre llego a un arreglo de buenas intenciones para que no se me enoje la gente. A los delanteros los bajo sin misericordia, pero con amabilidad.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

más sabe el diablo por viejo que por diablo

Anónimo dijo...

¿y qué tiene que ver el consejo del profesor con el tema del fútbol?

CRISTINA dijo...

y el asma lo superaste haciendo Yoga? a mi me da miedo hacer yoga porque automaticamente dejaría de fumar con lo que me gusta...aunque sè que practicar yoga (otras palabras el Bikram)y futbol aparte de sanar enfermedades, te permiten desarrollar la voluntad que a mí me cuesta tanto...
por eso puedes hacer trampa en el fútbol.porque si se desarrolla la voluntad viene de la manito la persuasión.
que interesante.

Anónimo dijo...

cristina, te amo perdidamente.

WB

Anónimo dijo...

¿amar perdidamente?

¿qué es lo que amas entonces si está perdido?

Anónimo dijo...

tu culo

perdido en la vía lactea