martes, octubre 18, 2005

65. De cuando clausuramos la Sociedad de Escritores de Chile


Invitación

La Sociedad de Escritores de Chile tiene el agrado de invitarle a la inauguración de su exposición permanente de fósiles, que tendrá lugar el próximo 23 de abril a las 18:00 hrs en Almirante Simpson Nº7, metro Baquedano. Nuestra institución se ha propuesto de esta manera contribuir al conocimiento del patrimonio cultural chileno, enfocándolo desde una perspectiva amena que no descuide su orientación didáctica.

Esta invitación junto a una calcomanía con la figura que se muestra más arriba (me quedan muchas en la casa, puedo regalarles a todos) fue enviada a los diarios en abril de 2002. Otras variantes hablaban de trilobites y de un feto de mamut en perfecto estado de conservación. La gente que ocupa el edificio de Simpson 7 pasó una o dos malas tardes contestando el teléfono a la prensa por esos días. Una amiga periodista me contó que hasta se le enojaron ("¡Aquí no hay fósiles, paren de molestar!", Etc, etc). Lo peor estaba por venir.

A la semana siguiente fuimos con una gran cadena y bloqueamos la entrada de la SECH, tipo 20:00 hrs, dejando encerradas a unas 40 personas, supuestamente escritores. Los bomberos y la policía los liberaron cerca de la medianoche. La noticia salió por la TV (la tengo grabada). Hicimos un pequeño video clip con la acción.

Días más tarde algunos amigos nos exhortaron a crear una SECH alternativa, pero es más divertido destruir que construir.

Desde entonces sólo entré una sola vez a Simpson 7, de incógnito, cuando estuvo Yelka Lovrencic (traductora de los poemas que lanzamos en Croacia) en Chile. La invité a hacer turismo aventura. Entramos a la SECH; se nos acercaron unas señoras a hablarnos de los caballeros de las fotografías que cuelgan de los muros. Al saber por mí que Yelka era traductora literaria la atiborraron de tarjetas de presentación que decían: "fulana de tal, escritora". Wao.

Este jueves (pasado mañana) entraré por segunda vez, invitado por la organización del festival internacional Chile Poesía. La SECH no es un lugar agradable, pero "un hombre tiene que hacer lo que un hombre tiene que hacer" (¿Rambo dijo eso?). Les pedí a los de Chile Poesía que me cambiaran de lugar pero no pescaron, andan llenos de pega.

Luego pensé que sería entretenido regalar calcomanías allá y/o contar sobre cuando clausuramos el recinto. No sé. Lo que menos querría en la vida sería verme envuelto en una polémica con esos señores medio locos de entre 50 y 80 años. Militan en el Partido Comunista. Qué raro y diverso es el género humano.

3 comentarios:

Cristobal dijo...

esta de mas decir, que ningun comentario sobre la clausura.

Sergio Coddou dijo...

julio: les faltó el botón de oro... había que incendiarla después de clausurarla

cienfuegos dijo...

incendiarla, pero sacando a casi toda la gente, la directiva debería hundirse (arder) con el barco, no?

julio: guárdame una calcomanía