domingo, octubre 30, 2005

74. Buenos Aires

Del posteo anterior podría subentenderse que me burlo de la cosmovisión de una persona y que soy malo. A continuación daré una prueba de lo contrario: mi compañera de asiento en el avión me dijo que era primera vez que volaba. Es una gordita de Los Ángeles. Le cedí la ventanilla para que pudiera ver mejor el paisaje, y eso que había luchado por tener ese puesto. Más encima el atardecer ofrecía una vista que habría sumido hasta a Conan en un estado de melancolía profunda. Pronto se hizo evidente que lo único que nos acercaba, aparte el hecho forzoso de haber ocupado asientos contiguos, era mi bondad. Aburre ser bueno.

Olvidé decir que estoy en Buenos Aires. Llegué a las 11 de la noche y tuve que alojarme en un hotel de 70 pesos. Boludo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

la verdad que eres bien Boludo....pero aceptable!!! no olvides asistir al teatro colon recomendable a mango.......y esperando que tu regreso sea al lado de una ventana...no imaginas lo bueno que es ese lugar en los aviones... siempre sos el ultimo en que te sirvan la cena !!! si volas de noche obvio...suerte por los buenos aires....y que asi sea...

Andres Waissbluth dijo...

Cagado.

cienfuegos dijo...

tuve? onda carrasco en puerto madero? sólo si fueras un baker boy te imagino en un hotel así; yo huyo al hotel milán (en montevideo a media cuadra de corrientes) por 30 pesos, al lado del Club del Cómic

Horamágica dijo...

Amigo Julio, aburre ser bueno es cierto. Pero hay que hacerlo no nos queda otra. Si no somos buenos nosotros quién??

Malayo dijo...

Hermano la bondad es plana, la maldad es profunda.

Empecé a relfexionar sobre eso en mi juventud después de leer una autobiografía de Rimbaud en las Iluminaciones ("Cuento"). Trata de un principe que se vuelve malo y (cito como recuerdo)... "todas las mujeres que lo habían conocido fueron asesinadas, ¡Qué estrago en el jardín de la belleza! Bajo el sable, lo bendecían" etc, etc.

Bueno, los que fuimos jóvenes al guna vez pasamos por una época de amor a Rimbaud y tratamos de emularlo chevando una vida "maldita".

Si la maldad chega por otras lecturas, puede chegar a ser genuina.

Malayo dijo...

Che Cienfuegos, me iría nadando a MOntevideo si conociera alguien allí.

cienfuegos dijo...

la calle montevideo, boludo, ahí en corrientes donde está el palacio de las papas fritas

Malayo dijo...

Uuuuuh che Cienfuegos hermano, me lo perdí.