domingo, noviembre 13, 2005

87. Por cierre de local



"Por cierre de local
20% descuento en pizzas grandes
15% descuento en pizzas individuales"

Este cartel era exhibido por el barcito del costado del cine Las Lilas el pasado viernes.

A los amigos que leen este blog desde otros rincones de Latinoamérica les cuento que acá en Chile se ha hecho costumbre derribar los edificios y casas patrimoniales para poner en su lugar unos enormes bloques de cemento, que le van dando a la ciudad un aspecto de urbe futurista, algo así como los habitáculos que se pueden ver en películas como Blad Runner, pero infinitamente más feos.

Vamos a terminar viviendo en cuadrados gigantes amontonados unos sobre otros, sin historia, sin barrios, mientras los que construyen estos adefesios viven en mansiones alejados de todo esto.

Un amigo conversó con gente del grupo PENTA en un matrimonio. La mujer de un alto ejecutivo se quejaba de la cantidad de condiciones que ponen en Miami a las inmobiliarias. En Chile no conviene hacer tantos edificios como allá porque no hay tanta gente ni tanta plata, pero tampoco hay legislación que vele por las aberraciones. Entonces construir un bloque de 20 pisos acá es tan lucrativo como construir tres de 50 en Miami.

Bueno, todo da lo mismo porque el mundo es una jalea. Juguemos a que es importante, así como jugamos a que son importantes otras cosas como las profesiones, la política y el tráfico. Hay que resistir.

6 comentarios:

La testigo dijo...

Eso es, Malayo, hay que JUGAR a que luchamos, a que votamos, a que trabajamos, el gran juego de la jalea que nos retiene, como una lonja de plátano incrustada en su acuosa solidez. En todo caso, felicitaciones por la energía que pusieron en luchar por algo que desde siempre estuvo perdido.

javisanfeliu dijo...

ánimo malayo, se la jugaron y bueno, es demasiado poderoso el asunto. algún día, la cosa cambiará, habrá más calidad de vida y menos cantidad de edificios.

salud

Anónimo dijo...

Vivimos en jalea, y somos jalea nosotros mismos, si es por hablar de densidades, hay diferencias entre una gelatina casera y un ambrosito por ejemplo, pero incluso los bloques de cemento son jalea, se nota durante un terremoto. A veces por exceso de temperatura se nos licúa, si se pone una fruta muy ácida la jalea no cuaja. La rabia es caliente, el miedo es ácido. La poesía podría ser jalea en polvo, o colapez en mejor caso, un concentrado para fortalecer la resistencia.

Un beso frío, húmedo y blando.

Mery Jely

Malayo dijo...

NO tan rápido compañeros. Todavía nos queda un arma secreta.

Anónimo dijo...

he he yo la tengo

kuvialeka dijo...

Buonaserata Los Muebles, immagine belle, principalmente questa Culo, me piaceva sapera la vostra storia? E questo grupo in chi nazione si trovano? Solo nell'america? o anche qua in Europa'? e chi cose Pi, fate di Più? E' solo per Salutarci...Arrivederci...