miércoles, mayo 03, 2006

194. Paola en Malasya II / Psicosis

Este es el peor incidente que le ha tocado vivir a Paola en su trabajo:

Estaba en una mansión del barrio alto atendiendo a un cliente conocido. Era cuico (ricachón), músico de conservatorio y como veremos en seguida, loco: o sea un genio de acuerdo a los cánones del director de Fuga. Después de un par de horas de sexo, Paola recibió una llamada de otro cliente y se dispuso a partir. Entonces el pseudo protagonista de Fuga sacó un sable y le dijo que no iría a ninguna parte. La tuvo como rehén otras dos horas, y la habría retenido dos semanas o la habría guardado en el refrigerador hecha filete si Paola no hubiera trocado su miedo en furia.

Era la primera vez que vivía los riesgos del oficio. Pensó en su hijo todo el tiempo.

Mientras mi hermano Domínguez y yo la fotografiábamos, recibía una llamada tras otra: “sí, calle no sé cuánto a tal hora... sí, en 20 minutos estoy allá.... sí, el servicio cuesta 40 mil pesos”.

- Te va bien Paola.
- Sí, me tengo que ir ahora. Avísenme cuando esté lista la exposición.

2 comentarios:

EL PLANETA DE LOS BARSAS dijo...

NA QUE VER, PERO CÁCHATE ESTA

Premio Crítica Literaria UDP favorece a Germán Marín y Gonzalo Millán

PFF, ERA QUE NO, SI ELLOS MISMOS PUBLICARON A MILLÁN!!
AHORA VA A ESCRIBIR MAO TSE TUNG HABLANDO DE LOS PREMIADOS (¡¡¡MENCIONADO POR MARIN EN SUS NOVELAS COMO POETA!!!)
LA VERDAD, SE LES ESTÁ PASANDO LA MANO, CREO YO



La Nación

Diez críticos de literatura de la prensa escrita eligieron las dos mejores obras del 2005 en los géneros de narrativa y poesía. Los premiados en esta primera versión del reconocimiento son el escritor Germán Marín con su obra “La ola muerta” y el poeta Gonzalo Millán con “Autorretrato de Memoria”.

inspiración y musas dijo...

Está mejor meterse en el mundo de las cortesanas que en otros, al parecer. Lo demás anda muy como la concha del perro.
Y a propósito de cortesanas, picos y zorras,
¿el payaso de Maquieira se habrá culeado a Warnken? Porque Warnken habla como una liceana histérica tratando de agarrarle el pico a Luis Miguel en una turba de chillonas, no?

Menos mal que uno no tiene que verle la cara mása a ese rechuchesumare del Warnken. Por mi parte, leo las cartas de los que piden que vuelva: son oro, son literatura de la mejor.