domingo, junio 04, 2006

219. Diamela Eltit y el premio nacional

Diamela Eltit responde a Revista de Libros del Mercurio hace dos semanas, sobre su candidatura al premio nacional de literatura.

Aquí tienen compañeros y amigas: hechos térmicos, catarsis, campos simbólicos, en fin, un escenario sexual, vale decir, fálico.
  1. Se estableció ese territorio, y se sigue ocupando de la misma manera.
  2. podría aventurar (en relación al premio nacional), sin necesariamente cerrar otras posibilidades, que éste todavía es un campo simbólico significativo.
  3. Es un hecho térmico que cuando se acerca la entrega del premio viene una catarsis
  4. yo no estoy en condiciones de hacer el "agenciamiento", porque no ha sido parte de mi desarrollo cultural, no tengo esa tradición.
  5. Más allá o más acá de que se premie a una mujer hay una cosa antidemocrática, entonces, si uno fuera coherente políticamente, yo te diría que los próximos diez premios nacionales se los deberían dar a las mujeres. Para empezar a equilibrar. Y todavía quedamos cortos.
  6. Lo que tú dices es muy atendible, pero es un argumento masculinizante, porque no se premia porque hay hombre ni tampoco se premia porque hay mujer. Entonces, ¿cuándo se premia a las mujeres, cuándo?
  7. Soy una mujer resistente, soy fuerte, tengo una política en la cabeza, pero yo no me voy a defender de tonterías. Yo tengo mi vida cotidiana muy clarita. Y la gente que me conoce lo tiene muy clarito. Yo jamás he llamado a un diario, eso tú lo sabes, para pedir ni críticas, ni entrevistas ni opiniones.
  8. Aquí lo que priman son obras. Sólo que en la medida que éste es un escenario sexual, vale decir fálico, no hay manera de poner sobre el tapete producciones.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

A la Diamela podrían darle el Premio Calienta Pollas 1976-2006. Mientra más complica la cosa, más gana dan de hacerla gemir: dale, dale que me voy, más dura, más, llego, llegué. Estoy empapada.

Anónimo dijo...

un falo

Anónimo dijo...

Una buena cacha por el chico. Qué mejor premio para una señora madura.

Anónimo dijo...

Malayo querido... debo admitir que a ratos este maravilloso país en el que transitas (Malasya) y no haces transitar a los demás me parece bastante misógino y sospechosamente nerd... Mis miles de prejuicios me hacen leer entre-líneas harto olor a hueva... Pero... pero... uf! debo admitir que intervenciones como las de la Eltit avergüenzan el feminismo chileno (si es que existe)y me hacen sonrojar. ¡Oh my god! Que fastidioso discurso seudo-teórico y seudo-inteligente... !!!!

Con atentos cariños y sincera admiriación,

tu lectora fiel

Antonia Torres

Anónimo dijo...

Interesting website with a lot of resources and detailed explanations.
»

El Caballero de la triste figura dijo...

Por este año y por unos 10 más, debieran declarar el premio desierto, a menos que se considere la premiación póstuma a Vicente Huidobro, Enrique Lihn o Roberto Bolaño.

saludos