domingo, julio 23, 2006

244. Un culo para Los Muebles /


Hay un verso de Huidobro que voy a citar de memoria: "silencio, ha nacido un árbol" (o algo así, ¿no?). Bueno hermanos, quisiera parafrasearlo y decir: "¡Silencio!: ha llegado un culo para Los Muebles".

Esta foto llegó al mail de Santiago Barcaza, guitarrista de Los Muebles, la semana pasada. Haz clic sobre los links que aparecen a continuación y verás los culos anteriores:
  1. ¿Y ahora?
  2. El árbol de Navidad de Los Muebles
  3. ¿Los Muebles a Viña?
  4. Un culo para Los Muebles
  5. Tu culo (por favor) para Los Muebles
  6. Los Muebles a Valdivia
  7. Los Muebles II
  8. Tú también puedes hacerlo
  9. Más culos para Los Muebles
  10. No solamente tu culo para los Muebles
  11. Ok, de acuerdo
  12. Desde Cuba con cariño
  13. Más fotografías que canciones
  14. Plasticina psicodélica
Y tú que todavía no te decides a enviarnos tu foto, ¿qué puedes perder? No seas mala, escribe “Los Muebles” sobre tu cuerpo, fotografíate y envía la imagen a santiago@losmuebles.cl, cristobal@losmuebles.cl, joaquin@losmuebles.cl, julio@losmuebles.cl. Si lo haces desde una cuenta de correo inventada (por ej: 1234@gmail.com) mantendrás tu anonimato: nadie sabrá que eres tú. Hazlo ahora, no lo pienses más.

61 comentarios:

mariasoleda dijo...

malayo, en una de esas me animo.....pero dime como se suben las fotos primero, que esto de los blog, postear, subir y bajar fotos, etc, es totalemente nuevo para mi

Dama Satán dijo...

Los traseros tiene minoría de edad?

Anónimo dijo...

pero, no les parece un poco machista esto de ser "un culo" solamente? en eso carrasco tiene razón, aunque él sea insoportable. esto de los culos es de muy mal gusto.

Anónimo dijo...

Yo opino igual. De inicio admito que la idea me parecía divertida, pero a estas alturas, me está resultando de un machismo vulgar, y aún latoso. Y sin ser yo una musa, las espinillas de orto de la tipa ésa me repulsan un tanto.

Anónimo dijo...

Como que se le nota que recién se depiló la raja.

Anónimo dijo...

Al menos tuvo la delicadeza de depilársela.

Han habido ejemplos peores.

Pez Alfombra dijo...

Mails y fotografías nos pueden hacer llegar via mail, quienes quieran manifestar su cariño sincero al grupo. En todo caso, lo de los traseros no es para que nos pongamos a filosofar sobre el machismo en chile, ni mucho menos.

Anónimo dijo...

cariño sincero...eso me gustó.

Anónimo dijo...

Malayo, a propósito de culos, tú que lo sabes todo y lo que no lo inventas, qué te han informado de un suceso acaecido ayer en el foro...

tuya

m.i.a.

Anónimo dijo...

no sean envidiosas, ya quisieran tener un culo como ese

Malayo dijo...

calma chicas, buscar dobles lecturas en esta campaña es un poco buscarle la 5a pata al gato.

En todo caso, como bien dice mi hermano Barcaza, se trata de manifestaciones espontáneas de cariño. Este mundo está tan lleno de odio que no podemos permitirnos el lujo de rechazarlas. Hemos sufrido mucho y merecemos este homenaje.

Hay chicas que tienen un gran culo, como la de esta foto, lo saben y es natural que quieran compartirlo.

Por eso, si quieres demostrar tu cariño, no dudes en escribir Los Muebles sobre tu cuerpo y mandarnos una fotografía.

Anónimo dijo...

g háblanos de tu herramienta

Anónimo dijo...

no si con la herramienta escribe.

Anónimo dijo...

Esta bien, no hablemos de la quinta pata del gato, sino de la tuya.

Te ofrezco una foto de mi culazo (recién depilado y con un besote para los muebles), si publicas una foto de tu instrumento (tatuado con caca de mosca)

cariños sinceros...

Anónimo dijo...

Era broma malayito, ni con la foto de tu quinta pata, exhibiría mis partes. Y no por decoro, que lo perdí hace varios revolcones, más bien por evitar un atentado al buen gusto.

un beso

Anónimo dijo...

julio defiendete que no crean que no te da ni pa tatuarte con caca de mosca

Anónimo dijo...

Demuestrale lo que eres, dale su merecido.

rafael Gumucio dijo...

German Carrasco, he gozado leyendo tus comentarios. Son un muestrario completo de mediocridad, resentimiento, torpeza y ciega necesidad de ser querido. Todos hemos sido jovenes, algunos no pueden ser otra cosa. Entre un joven poeta y un viejo culeado hay solo un paso que los lectores de este block hemos podido verte dar. Es una experiencia entomologica sin igual.
Sólo respondere a una de tus crítica.Es verdad que escribo en muchas partes distintas, es verdad que escribo de muchos temas (tu en cambio sólo pareces tener un monotema), pero he tenido que vivir de lo que escribo. Eso, niño dorado de las becas y los premios, favorito de las universidades americanas, no te ha sucedido. Has podido preservar tu pluma libre de la necesidad. Yo me he vendido, tenía hambre, tenía ganas. Tu has podido guardar en un maravilloso cajón la enormidad de tu talento. Espero que puedas desempolvarlo y mostarlo algún día. Espero que antes no te muerdas la lengua y perezcas de tu propio y vulgar veneno.

Rafael Gumucio

Anónimo dijo...

Tanta foto de potos me tiene chata. Cambien el tema.

Anónimo dijo...

en este blog hay sólo dos temas, ambos aburridos a morir.

Anónimo dijo...

si ese es gumucio
-el gordito ravotril-
malayo es divertido

¿cuál es el afán de postear con nombres ajenos?

supongamos que fuera r g: no todos tienen todo el país para jugar al póker, no todos pueden traducir a comentarios los asados con guatones influyentes. no todos disponen de los medios para dar su opinión y por eso a los comentarios de gumucio el ladrillo roto del karateka no le puede contestar, no habría dóde

niño mimado de la concertación, sociólogo, geopolitólogo, especielista en cine, en poesía, etc. no todos pueden publicar un bodrio en los noventas y hacerse los giles el dosmil, a las finales escribir un mal libro es como chocar el auto de papá.


como dice el poeta de la violencia reaccionaria abeceuno: es muy fácil hacerse famoso en chile, a la gente le da con que merino escribe bien, y listo, repiten com o loritos, o les da el odio con alguien. es lo mismo.

un culo tiene que venir con un rostro, de lo contrario ni un brillo, señores transgresores.


julito,
sea más hombre, iñor: las listas negras y funas son peligrosas, el chileno medio que dice "te voy a cagar" se te aperece debajo de esa risotada fuerte y sin gracia, como tu café concert.

barcaza (el julio te puso enuna lista, saludos y gracias por el libro a todo esto:

En todo caso, lo de los traseros no es para que nos pongamos a filosofar sobre el machismo en chile, ni mucho menos

pero un culito sin un rostro no calienta ni trangrede ni nada: es fome; qué filosofar ni qué nada, loco: cambio de prácticas nomás, es má rico, es más sexy

recuerdo que el agüeonao del julio, que iba a salir de clanco si salía bachelet o no sé qué mamada o derechada por el estilo,

saludos a todos,

jueguen limpio y muy duro

g

Malayo dijo...

hermano, quisiera recordarte que escribiste en este blog que Barcaza era un "gordo culiao hediondo a poto", por eso lo puse en tu lista negra. Soy sólo un compilador.

con tu permiso, acabo de añadir a Roberto Merino. ¿puedo poner a Torche?: trabaja en la portales, salió en Gutiérrez y fue al lanz del libro de Joannón. Me parece que son méritos suficientes.

el billar en las huevas dijo...

Germancito que significa: "por eso a los comentarios de Gumucio el ladrillo roto del karateka no le puede contestar, no habría dónde".

Te day cuenta que escribis puras imbecilidades. ¿Dónde hay visto a Gumucio en un asado con gente importante? A que guatones importantes conocis. Y qué te importa lo que hagan los otros, con quién coman o conversen. Parecis mina. Corroborai que eri maraco.

Como no te da para crítico escupis por la espalda y dejai mierda en los blogs. Sólo tu incapacidad te impide estar en el lugar que quieras ocupar.

Y por si acaso: no todos pueden publicar bodrios como tu libritro Brindis y hacerse los giles el dosmil. ¿O no?

Lo publicaste en los mismos años que Gumucio. El recibió duras críticas que no lo demolieron. Tu no recibiste nada porque tu libro no tan solo era y es malo, sino que también insignificante, bobo, pobre literariamente. Igual que Gumucio en esos años. ¿O no?

¿Por qué nadie dice que escribes bien; por qué no hay esa sensación de que eres repetido, fome, sin emoción, sin oído e ignorante?

Y si te molesta la fama ajena, lávate el choro con agua ras. Ya que jamás vai a ser famoso con esa cara de pánfilo, y ese ojo bizco inmundo; además siempre estai mal parado y con aspecto de enfermo de malaria. Ni en argentina te respetan. Te ha ido mal. Sacaste tu cagá de libro en una editorial igual de mala que la peor de las chilenas. ¿Por qué no te publican en alguna colección importante? Acaso nadie te ha descubierto después de tanto paseo moviendo el culo a la academia y los jurados.
Estás acabado como amigo y supongo que lo mismo como poeta. Estás envenado de un resentimiento inconducente, pendejo.
Hazte humo.

Brindis.... dijo...

Efermán reconoce que tus libritos son discretos. Y que el primero te da vergüenza. Y si no lo piensas así es porque estás huevón del hoyo.
Por ejemplo esta joyita:

Alta Poesía

A veces quemo la vela por ambos cabos
A veces quemo el aceite de la medianoche
y hurgo en libros como con herramientas,
contundentes herramientas. Golpean:
"ábreme, samaritano, tengo a mi hija en el hospital
y necesito monedas para el microbús"
¿Cómo saber si dicen la verdad?: Se cacha al tiro
y creo no equivocarme en estos casos:
con alguna herramienta contundente
como por ejemplo una pala de jardín
-cualquier herramienta es un arma
si se la empuña adecuadamente-
permanezco alerta a palabras y sonidos
de la calle, a la vez que del libro
o mi boceto, garabatos; me detengo
en una palabra, creo asirla, y esta vez
siento que forcejean con ganzúa. Los espero
con una contundente herramienta de jardín
en una mano. Con la otra leo "oda a un ruiseñor".


No te da pudor mata de rajas. Y me dijeron que en Baires eres aceceuno también como Gumucio. Qué envidia. Y sin trabajar ni un peso. Aunta de caficheos. Ni becas te dan ahora. Ni queris descubrir los medios cuernos que te ponen porque se te acaba la fiesta y a Santiago los boletos de vuelta donde tu familia.

Mientras lees este blog te entierran los cuernos como a un novillo fleto.-

Anónimo dijo...

Qué onda, Julio, no está nada mal este nuevo culo. Veo que ya empezó, una vez más, la hora de "tírele a Germán". Por cierto, ¿has visto al chaparrito?

S.V.

cristián gómez dijo...

¿Tírenle a Germán o tírense a Germán?

Anónimo dijo...

¿En verdad eres Christián? Vi tu libro (en "Práctica mortal"); pero por desgracia no pude comprarlo.

S.V.

Pd. ¿Sigues en Iowa?

café concert julito: ahhh, la belleza de pensar dijo...

aparte del julito que repite la misma... creo que son sólo dos nenes los que postean (la adjetivación y los recursos no cambian mucho, me incluyo por siaca). dejémoslo hasta ahí. qué puedo decir, esto anda mal, pura bronca. mejor lean y hagan mierda los poemas, pero de verdad poh cachorritos. ¡si falta todavía para que vaya a santiago, no se pongan ansiosos!

a todo esto, uno de los nenes está malinformado, tienes estómago? te doy señas, biógrafo para que sueñes conmigo como todas las noches pero cambies el capítulo?

triunfar? no te suena medio fea esa palabra, niño?


pon un poema que te guste.


en otra ocasión, siguiéndole la onda al que postea mis poemas, puse una cosa de celan y otra de una poeta que supongo respetan, una premio nobel que no voy a mencionar (un fragmento, ya se cagarán de la risa en el taller), las puse como si fueran mías, y dijeron la misma huevada. que era un bodrio... loco, pónganle más onda a la huevada, o busquen en google los poemas antes de hablar por lo menos.
eso por ahora que estoy en otra cosa, más rentable.

saludos,

estudien, no engorden, tomen copete, enamórense

loco, en jcsáez han funcionado las cosas, serán los que postean los que tienen pdoer adquisitivo

SIGAN -COMO HASTA AHORA- OCUPANDO SU TIEMPO EN MI.

ps: insisto, si los culos no vienen con un rostro, no vale. no sirve ni para reirse o trangredir o calentarse, nada, chauuu

los años noventa dijo...

"CON LAS MANOS LIBRES"

por Marcelo Montesinos
revista La Calabaza del Diablo




-Quisiera comenzar hablando de tus inicios
En mi casa había libros porque mi hermano –culto, egoísta, católico- estudiaba una carrera humanista en la Chile, mis padres no eran de libros. En ese tiempo mi hermano pretendía que yo leyera metódicamente, a ver, si es niño le vamos a pasar libros de niño: Sidharta, El Principito, yo prefería otros libros, uno siempre va a lo que le prohiben, sobretodo en la infancia. Paralelamente escribía un diario en una prosa anómala y en algún momento mi hermano me dijo que parecía poesía. Me encantó. Después me consolé con la lectura de poemas de Residencia en la Tierra y otros, lecturas de poemas raros, o traducciones, traducciones buenas y malas de los simbolistas, Whitman, Williams, etc. O lecturas desordenadas de todo tipo: números sueltos de Orfeo, La Gota Pura, etc. Te das cuenta que tus poemas tienen amigos, o antecedentes, que se puede jugar: poner esto, sacar esto otro, hacer esto. En ese tiempo –la dictadura- hubo un especial de poesía que sacó la revista Solidaridad, de los curas. Era un mapa de la poesía chilena, venían fragmentos de Zurita, Maquieira, Lira, Elvira Hernández, no me acuerdo. En medio de mucha porquería panfletaria, todo impreso en color sepia, el color de esa época, arte de la extrema pobreza y de la neblina militar. Esa antología fue útil porque había de todo. Mis lecturas fueron y han sido desordenadas y lo siguen siendo: hoy releo Poems for the Millenium de Jerome Rothenberg y Pierre Joris dos volúmenes increíbles de poesía universal que incluyen a más de un chileno, y unas novelas inglesas de Burgess (e.g: The Pianoplayers, que el único que debe leer es Kurt Folch), El Miedo de Claudia Melnik, Teoría Sentimental de Mirta Rosenberg, y Residencia en la Tierra por los siglos de los siglos, etc. De todos modos, uno siempre va a desembocar en los “clásicos” o, mejor hablemos de fuentes, uno te lleva a otro, sobretodo si quieres ver por qué funciona un poema o verso, qué lo hace tal. Luego, con uniforme escolar y todo (el Lemebel se debe acordar) llegué a la Sech, en ese tiempo, con Martín Cerda a la cabeza. El poeta Esteban Navarro abrió una puerta y me presentó. Listo. Allí funcionaban unos talleres, ahora la gente dejó la capacidad de juntarse a charlar alrededor de un set de fotocopias y un vino, se quedó con el puro vino; luego el taller de la Fundación Neruda, etc. Los talleres son útiles, compartir las lecturas y textos con seriedad, respeto y oído, eso sirve, aunque el trabajo obviamente lo haces solo.

-Te caracterizas también por ser un poeta que publica, hablemos un poco sobre la producción.
Yo nunca he publicado un libro, me los han publicado: cierto departamento de la Chile, Dolmen por el premio Teillier, por premios que estipulan la publicación, etc. Está en las bases de los concursos. Te publican, te guste o no. A mí me encanta que se lea y disfrute lo que he hecho. Aquí existe una superstición elaborada por huevones holgazanes que han escrito un par de poemas cagones y libros de diez páginas, gente sin aliento que afirma que hay que reflexionar durante años, etc. Mentira. En Centroamérica conocí un agregado cultural que jamás (ojo, loco: jamás) publicó ninguna cosa, excepto un cuarto de página en esa revista de la Vicaría, que era donde el mismo fresco de raja trabajaba, ¡y el sujeto es agregado cultural!, toma whisky y en Centroamérica lo invitan a unos paraísos tropicales con unos hoteles que te los encomiendo, la gente allá me decía, “ah, tú debes conocer a X, que es famosísimo en su país”. Así hay varios. Hay otros que por lo menos han publicado algo respetable hace diez años. Algo, este huevón era un caso insólito. Por otra parte, los maestros no tienen conciencia de que son precisamente las nuevas generaciones quienes los van a recordar, releer, reconocer y mantener vivos. Además esa supuesta reflexión implica concebir la palabra como algo intocable, sagrado y yo lo considero algo de uso, “me cae mal esa alquimia del verbo/, poesía, volvamos a la tierra” (Lihn) Yo disfruto la poesía, sus diamantes, sus tentativas y sus fracasos, aún cuando se trate de libros inmaduros, eso da cuenta de un estado de la literatura. Y por último, te regodeas. Nada más hermoso que un libro con toda su lozana noviciatura, su candidez. Los libros perdidos en San Diego, los huevones que le copiaban a Neruda, etc. Siempre queda algo. Quizás aquí en Chile, por tener unos cuantos poetas de primer nivel (Neruda, de Rokha, Mistral, Parra, Lihn) y también por ser tan pobres en términos económicos y editoriales (se publica tarde, mal y nunca), la vergüenza, etc., la gente desarrolló una hiperconciencia, una culpa, diría, que no permite el desarrollo de la poesía, la crítica seria, la entrevista, en fin. Por otro lado, esa culpa también actúa positivamente, como una vara alta, pero la mayoría de las veces anula. Además, al igual que en otras áreas, la literatura está dividida en patotas, grupos que se autodefienden de manera paranoica, esa debe ser una de las herencias autoritarias, tal vez. A mí me parece sano que se publique constantemente revistas, libros, etc. porque hay que dar cuenta del estado de la poesía, en forma dinámica. Hay que agregar nuevos conceptos, maneras, nombres, por ejemplo a mí no me dice nada alguien que habla de lo coloquial versus lo no coloquial, binomio que mucho sentido no tiene si te das cuenta que posees una enorme cantidad de dispositivos y recursos de los que puedes hacer uso y puede ser un uso ladino, conciente, un juego con el lector. Yo creo que el libro tiene que tener poemas de distintos tonos, estilos, etc: diamantes formales, fárrago, ritos, llanto, guiños a la tradición, poemas que aparentemente parecen comentarios banales, notas, retórica profunda, amor y muerte; álbumes de toda especie de poemas, unidos por los distintos registros de una voz.



-Esto que dices y por la lectura de tu poesía ¿tiene que ver con el Jazz?
Sí. Con la improvisación. Quizás tenga que ver con el hecho de considerar cada instante como un evento. El poema que va recogiendo fruta por el camino, como un carro de supermercado. Incorporar. Una improvisación jazzística, una jam. Mira, esto tiene que ver con el hecho de que un poema de pocos versos, como una foto bien hecha, como esas exquisiteces objetivistas, es sólo un verso de un poema más largo. Si fuiste al gimnasio, que es el taller donde se podaba todo lo “superfluo” o “sobrante” o “que no aporta al poema” como rezaban todas esas supersticiones y supercherías para que finalmente quedara una cagadita nítida, mezcla extraña entre un pseudo haikú y un poema objetivista, si fuiste a ese gimnasio, lo que por supuesto sirve (el ahorro, la continencia y todo ese kinder), te das cuenta que ese “poema” es sólo un verso de un poema más largo, los poemas extensos y libres, la escritura con las manos libres. Y finalmente, ese poema extenso lo escribimos entre todos como dice Rojas, por eso tengo una concepción más inclusiva que exclusiva de la poesía A mi me gusta el fárrago, la charlatanería, la palabra. El siseo del vinilo: sssssjjjjjjjjjjjjjjj, el oleaje del discurso, el poodle que le ladra a ese oleaje, el griterío de los bañistas ante las olas. Es decir, no creo en la palabra única, dicha por un sabio. Quizá eso es porque mi perspectiva no llega más lejos de una semana: el punk no muere. Pensaba también en ciertas frases que me repetía a mí mismo, que saboreaba, ciertas frases poéticas, como Socorro Andino, Santiago Morning, La Aurora de Chile. Tienen eco, parecen poemas o títulos. En una entrevista con Pierre Cabanne, Duchamp habla de la importancia de los títulos.

-Te sigo en la lectura y escucho: despiojar las palabras hacia el vano intento de domar el lenguaje. En poemas como ‘‘Oficio’’ y ‘‘Correcciones’’. En ‘‘Auden’’ dices: ‘‘Desmalezar la retórica/ y los juegos de palabras/ haciendo lo mismo’’. ¿Ese sería el oficio actual de un poeta?
Buscar y experimentar con los distintos diseños, respiraciones, efectos. Por cierto, un poema lo dejas tranquilo cuando sientes que funciona. A veces trato que la palabra sea liviana, ligera, para obliterar el dolor. No es una palabra que subraya, sino que banaliza lo que duele. A veces. Intento trabajar con metáforas abiertas, múltiples, como la del clavadista, me interesa la intención del poema, su tono. Por ejemplo, en Calas, voy a jugar con esas flores y con el verbo calar, con lo terso, con la piel y que todo el libro sea como una incisión y tratar de usar algunos motivos que se repitan. Jazz, improvisar y luego volver al motivo. En ese sentido el libro como una unidad. Que es una cosa que uno aprendió de Tomás Harris, Alexis Figueroa, Maquieira, Zurita, finalmente de Neruda, Whitman y así...: nada de Collected Poems sino una obra, algo así como un solo poema . El libro como corpus. El libro-poema, aunque cada texto sea independiente, nada nuevo, en realidad.

-Personajes como Rita Consuelo, Julián y conceptos como Fachadas, Banderas de rendición, Insidia del sol sobre las cosas, Calas. terminan por construir una señal que recorre ambos libros. Uno percibe el traspaso de personajes de un texto a otro. Una intención, por lo demás, narrativa. Hablemos sobre esa continuidad.
La idea -que no es nada de nueva- es que el libro, además de ser un set de poemas independientes, tenga una lectura narrativa, casi de novela, que se deje leer, que resista tanto un zapping como una lectura concienzuda. Eso me interesa y es por eso que creo que la poesía debe recurrir a lo que sea para hacerse escuchar. Porque si es por purismo, la poesía va a quedar relegada a la lectura de un par de pelagatos que pasarían por maricones en el ejército, que hablan de metafísica y de “el poder mágico del lenguaje”, ja ja ja. Es mejor que no sea así. Es mejor que la poesía baje a la tierra como decía Lihn. Ya hace rato que mucha gente dijo eso y dieron las claves. Hay suficiente belleza, y para todos.

El otro problema es el del auditorio. Es decir, qué tan grande es el espectro del auditorio que abarcas (¿las cuatro personas de las que hablaba Pound?!), sin ser obvio, facilista. Pero generalmente se juega con las intenciones y el poema tiene más de dos lecturas, más de tres. Mis libros se pueden leer como libros de amor, perfectamente, creo. Pero los problemas de si se el texto es moderno o postmoderno, no me interesan, excepto cuando los entendidos leen y descubren desde afuera. Pienso que la palabra ejercicio es hermosa, en términos olímpicos, deportivos. En términos de ensayo. El ejercicio es lo importante, no la puesta en escena última (el libro impreso), o el ejercicio como resultado, el making off del poema. Me interesan las metáforas deportivas. El poema como clavado, la piscina olímpica, sus ecos cuando está vacía, como de colegio vacío, el clavado: arrojo, riesgo, caída, vértigo, muerte, perfección y coordinación de los cuerpos, vuelo que concluye en el brusco sacramento de purificación sexual del agua. Hombre y mujer: piscina y clavado, sangre, espina y aristas. El poema mismo como clavado –inmersión- en el agua (misterio, sexo, subconsciente) y como inyección emoliente. Leo los poemas en voz alta, y los ajenos como si fueran míos, así se disfruta, es, tal vez, como si estuvieras escuchando a Thelonious Monk o Cecil Taylor, y tú piensas que el que está tocando eres tú, una empatía, por eso no me cabe en la cabeza ese prejuicio de no mostrar. Viva la producción. Viva de Rokha, Ashbery, Parker, vivan todos ellos. Escribir con el ánimo de la pérdida, con el de alegría profunda, con el espiritual, con la decepción. O con la búsqueda ciega simplemente del verso inicial. No sé... desde los trozos de la musa muerta. O sea, como ese poema de Hernán Miranda Casanova de Arte de Vaticinar, donde llega un tren y despedaza a una mujer. Y quedan los trozos de la musa por todos lados. Y sangre y manchas y pedazos de carne, etcétera. Y está otro poema precioso de Bolaño, que aparece en los Perros Románticos, en donde la mujer es de cristal o no sé, pero pasa exactamente lo mismo: se hace pedazos ante dos poetas... que es una metáfora que también yo uso, tal vez esa mujer es la poesía, es un sentimiento, es la mujer que se ha perdido, es el amor... Esa es toda la... (risas). Entonces la reconstrucción de esta musa muerta, la reconstrucción siempre frustrada tal vez es el poema: un duelo, un carnaval. Una nostalgia. Una angustia.

-Tu poesía incluye pequeños detalles, diminutas llamadas al lector donde el guiño es hacia la practica de la escritura. ¿Podrías hablar algo de tu trabajo, cierta descripción?
Está la conciencia de que estás trabajando con palabras, que cada una tiene su historia para las distintas personas, que el poema es resbaladizo y que la metáfora es múltiple o arma de doble filo. Ojo, dice el hablante: las palabras son resbaladizas. En cuanto al gimnasio, Pound decía que había que leer dos horas antes de escribir. Precalentamiento. Yo escribo de noche. Leo antes de empezar a escribir, como recomendaba el caballero. Mientras escribo camino por la pieza como león enjaulado, como dice Anwandter en un poema. Y mientras sigo escribiendo hago una cantidad increíble de zapping a los libros y, por qué no decirlo, a ciertos fragmentos de páginas de revistas por Internet (recomiendo jacketmagazine y la argentina poesía.com). No para buscar versos, ni para copiar estructuras superficiales. Eso es una tontera y falta de imaginación imperdonable. Pero considero que empezar a leer antes de escribir o de leer mientras se escribe, cierto vértigo, cierta velocidad. Ese zapping de versos se hace como la manera de visitar el albúm de fotografías (mi madre cuando joven) o como subirle el volumen a Ornette Colleman o a Charlie Mingus. Se está en un mood poético. Lees a Barrenechea, a Duncan a David Huerta, etc. Eso es el zapping, entonces estás vacilando una canción y pasas a otra y después vuelves a lo que estabas escribiendo. Es así porque se permanece en el vértigo de la escritura. Luego visitas los textos, concentrado, ves los trazos, recompones.

- ‘‘es más insípido que comida de enfermo/ truquea traducciones y las sirve en platos frescos/ no se la puede con los metros no se la puede con el verso libre/ nada que decir a quién le interesan sus amoríos/ muy académico muy marginal/ una pálida copia de ...’’.Hay en estos versos alusión al oficio de la traducción y con ello al uso de la cita, ambos en tanto recursos literarios.
La cita si es que está no debe notarse, la cita, cuando la fuente está oculta o es exclusiva o no está traducida, es el orden primario del poder. La cita es arrogancia. Nostalgia aristocrática, arribismo intelectual. Trato de evitar la cita y la intertextualidad, que puede ser una falacia. Una gran trampa. Uno puede tomar procedimientos de alguien, no versos, uno puede usar, por jugar, para probar, la cámara de alguien, no robarle las fotos. Lo que no hay que perder es la voz, el eclecticismo. Una extraña militancia. Leo en español, en inglés. A veces traduzco algunos chiches, poemas hermosos de Strand, pero hay cosas, sobre todo las poéticas más arriesgadas, que se resisten a la traducción, esas las hago sólo para mí, entonces, por qué no cambiar el contexto, a veces es más válido hacer una versión. Eso como ejercicio, no para publicar. Trocar contextos. Esa podría ser una forma de divertirse. Y otra sería, no sé... llenar el texto de notas, que es medio desagradable. Pero se trata de hacer que el poema quede vivo. A uno le puede gustar un poeta reaccionario y uno de avanzada, la traducción muchas veces, por las particularidades del idioma, borra los prejuicios que existen en el idioma en que fueron escritos los poemas. Por ejemplo, a un gringo le puede gustar y traducir –leer, digamos, no seamos pretenciosos- a J.L Martinez y Arteche, no hay contradicción sino retroalimentación. A ti te puede gustar Thomas Hardy –un conservador- y, no sé, Charles Olson o George Oppen –de avanzada-, quizá lees desde el español, desde la historia de tus palabras y encuentras rasgos en ambos que no se contradicen en tu sistema poético.

-En ‘‘Acido rumor’’, hay mención al oficio de la escritura, semejándolo al de un camionero. ‘‘Algunas noches has despertado ante un campo de estrellas/ (el descansador de pantalla)/ como camionero dormido en el manubrio/ después de levantar la cabeza somnolienta del teclado’’. La vida una ruta. La escritura, ¿una ruta?
Me acuerdo que en las pantallas de los primeras versiones de Word, cuando uno abandonaba el teclado por un lapso, quedaba esa imagen del campo de estrellas. Ver la escritura como un timón de sílabas, como una nave –bueno, es una idea viejísima-. No hay que sobre-explotar las ideas cuando pueden ser generosas, fructíferas, cuando pueden servir para algo. Como la vieja idea de la carretera o el río. Hay que tratar de buscar metáforas nuevas. Por lo mismo pienso que hay que ser ecléctico y considerar varios estilos. Y uno puede hacer uso de una idea como aquella, pero darle a cada rato al slógan ‘‘el libro como un cuerpo de citas’’ o ‘‘la escritura como el cuerpo’’, etc. Todo eso ha sido repetido hasta el cansancio, en forma vacía. Hay que considerar todas esas cosas. No se puede decir las cosas de la misma manera. Para eso existe la paráfrasis, el lenguaje. Buscar frases sinónimas, poemas sinónimos, metáforas sinónimas. Como la sinonimia no existe, inevitablemente se va a desembocar en nuevos juguetes verbales, en nuevas soluciones poéticas que son ejercicios para los poemas propios, propiamente tales. De todos modos, nunca va a faltar el ahueonao que te tilde de malabarista, “demasiado intelectual”, “estas son puras acrobacias”, unos pajeros que simplemente no saben tocar el instrumento, basura. Nuevos juguetes, una nueva lectura, sacar en nueva discursividad. Al hablar de la paráfrasis pareciera que uno escribe copiando, y no es así en absoluto. La cita no debe notarse, el poema debe contener un diálogo con la literatura, pero este no debe ser un name dropping, no es válido confundir con citas. Finalmente tienes tu voz, tu placer y tu dolor. Tus materiales.

-Hablemos de lo urbano en tu escritura. En ‘‘Fachadas continuas’’, ‘‘Blocks’’. El hogar como una caja. Habitáculo donde el ser humano llega desplomarse, después de la jornada: ‘‘Este es el paisaje. Continuemos el recorrido y sus consecuencias’’.Instalarte en una urbanidad. De allí los personajes: mendigos, el apostador de caballos. Gente común. La mirada fotográfica.
Me pregunto qué habría escrito yo si hubiera nacido en otro contexto, rural, marítimo por ejemplo, no sé. Me cuesta imaginarlo. Pero bueno, la ciudad es mi contexto. Cierta ciudad que no necesariamente tiene que ser estigmatizada como marginal. No. Al contrario, como dice el tango, se trata de una nobleza de arrabal. Se trata de mezclar lo elegante y el demótico. Para llamar la atención, se presenta a los escritores con algún mote: pedófilo, maricón, borracho, barrionajero, indulgente, etc. ¿es eso lo que interesa?. No sé, los paisajes que aparecen en la obra los escoges como materiales para la elaboración del texto. Se trata de instancias retratables o de que simplemente la cámara haga su trabajo con sensualidad, con precisión. No se trata de retratos cínicos de postales de la urbe sino de una mirada fría, objetiva, sensual, espero, en la que el hablante a veces es sólo una cámara o un fantasma. Aunque ya al retratar hay una mirada moral o un juicio. Con respecto a eso me preguntaba que pasaría si después de haber escrito absolutamente con y acerca de imágenes, desde la visualidad, el poeta que ha hecho todo eso se quedara ciego. Buen ejercicio. Imagínate a los poetas de la imagen si tuvieran que escribir desde la ceguera física.

-No mirar el espejo.
El odio al espejo tiene que ver con el viejo odio al yo paquidérmico del poeta como un ente distinto al resto de los mortales. Quizás por eso mi hablante se reparte en varios de sus personajes, Rita Consuelo, los Mendigos, los que bailan tango en Cueto o Julián, el clavadista, el que sale a trotar bajo la tempestad, etc. A lo mejor es un repartirse en medio de personajes por vergüenza, por esa misma vergüenza especular. De no creer en ese yo épico, quizá de no creer en el yo de ninguna naturaleza, no sé. Nacimos en el desprecio de los signos de exclamación. Creo en el susurro. Supongo que puede ser un intento de anular el viejo problema del yo, aunque al poema se le cuele por todas partes la persona que lo escribió.


¿Te sientes parte de una generación?
No sé si de una generación. pero hay ciertos rasgos que se van dando. Después de la poesía politizada que se dio en la dictadura hubo esa promoción que trató de zafarse de ese estigma de escritura mezquina, obvia. Ese fue un gran paso y espero las publicaciones que vienen. Luego la gente tuvo mucho más sentido de la libertad para escribir. Pienso en poéticas de verso generoso. Y con esa libertad también venía en el paquete una conciencia profunda de la palabra, que es lo que alguna gente llama metapoesía, Anwandter. La poesía que se vuelve a sí misma. Este grupo escribe con libertad y conciencia a la vez. Libertad por una valoración de la palabra, una vuelta a lo lírico a veces, o a la libertad, a volver a escribir. Y a la conciencia de la palabra y a veces una cosa ecléctica. En fin, le ponen bueno: han leído a los neobarrocos, a los españoles, han traducido, han revalorado a Rosamel del Valle, han asimilado y leído y a veces desechado algunas modas. Han entrado a las aulas y los bares. No hay esa cosa cansina, lárica y pajera que se veía tanto antes. Si es así, claro , me siento parte, uno pertenece a un tiempo.

-La sexualidad, lo que mueve todo. Lewis Carrol y las niñas. Y por otro lado el cartonero, el mendigo, retrato de humanos ‘‘chingados por el chingadero sistema’’. Se puede salir en la noche a mirar la luna acompañado del rumor de los cartoneros. El miedo a que el mendigo sea el alter ego del poeta. La escena del Hogar de Cristo y mendigar un plato de comida o una cama. En general ubicas a la poesía en cercanía al crimen, los mendigos, el graffiti, la pasta base, en las blusas blancas de adolescentes, como el viento atrapado en esas camisas. Y la voz del hablante como la de un viejo esperando a que pase agosto.
El dolor es más interesante que el confort. Y de pronto uno escribe con todo el cuerpo. Una celebración del cuerpo. Si ves la poesía o el poema o el amor como una mujer, musa que entre paréntesis fue atropellada por la realidad coerciva, por una sociedad mal diseñada. Entonces igual se piensa en esa nostalgia del cuerpo. Yo creo que la sensualidad y la belleza forman parte de un ecosistema. Tiene que estar presente. Y si falta o escasea esa belleza se producen traumas, líos y atrocidades. La belleza no debe ser un tabú, pese o por lo mismo del horror del que a veces tenemos noticia, en el caso de los niños, suceden quizás porque esa presencia y esa mirada están ausentes. La belleza tiene que estar. Si la belleza no está presente, hay problemas. Con respecto a los mendigos –un lugar recontracomún de la poesía con el que también trabajo- tienen un ángulo visual cómodo, tienen las estrellas, tienen la ciudad para ellos. Y la gente les teme. Además son gente malherida, y son peligrosos, cuando uno los busca inocentemente –cuando chico- con la idea de que va a encontrar un clochard romántico, con Baudelaire en persona, lo único que recibe a cambio son zarpazos de odio, pero el dolor sigue siendo más interesante que el confort, creo yo, o sea: esos personajes precarios son más interesantes que un chileno medio lavando el auto en la Florida, aunque a este último también se lo pueda poetizar, ficcionar, retratar, no sé.










CLAVADOS


El evento de los amantes
( o la innecesaria delimitación de lo ocurrido)


where are the gods who support the event
-Lyn Hejinian

No se notan tarugos ni clavos en el amoblado de la naturaleza
o de la naturaleza de ese evento, por llamarlo de algún modo;
no se notan los parches y junturas: forman parte
como muertes o accidentes, forman parte.
No existe diacronía o sincronía, eventos, puntos
si la caricia se disuelve en la tarde
como el yo, que hace mucho debería
haberse disuelto en tardes de amor y ecos.
¿El evento?, ya sabes:
en la sinuosa sorpresa de lo repentino
se baña la rancia materia del agobio:
traspié y caída en el nexo, la otredad,
clavado olímpico de cuerpos lisiados de praxis
en piscinas de virtud, playas de infancia.
La sorpresa es el gozo es el evento
pero el ingreso al territorio es invisible
como la puerta incorpórea que cruzamos
a cada instante.
Hay soplidos de Miles en que casi no existe
principio ni final.
Dime de dónde
provenía el sonido del vehículo
que cortó la mañana en dos mitades:

desde lejos, no importa, lo escuchábamos
(un pullman, quizá
o un caballo de mar o tiburón
en que llega tu amor de un largo viaje)
¿desde dónde?: desde lejos: el sonido de los vehículos en la mañana
era y es LA BALADA DEL ENTONCES
en la mañana del par.
Y luego del mudo, mutuo e inconsciente ofertorio
despiertan como amnésicos
o huyen como fantasmas cautelosos.
Además, no preguntes de dónde porque alguien
preguntó por tu nueva dirección
y no importa distinguir el punto exacto
donde se origina el sonido de la brisa
en árboles siameses que experimentan
escalofríos de gozo.
En la sinuosa sorpresa de lo repentino
se baña la rancia materia del agobio:
Así, luego del único evento discernible
duermen los amantes o los desconocidos
y despiertan y caminan, y eso es eso.







b


LA ESCRITURA



El cursivo desplazamiento y los caracteres garrapateados
-patas de araña de manuscritas infantiles-
son deleitosos incluso sin significar, por ejemplo en mandarín
o cuando los patinadores registran marcas en el hielo.
Cuando son inteligibles, esas formas zigzagueantes se tornan milagrosas
y en la punta del lápiz o pincel mundo y espíritu contraen matrimonio,
la muñeca obedece al dictado de las estrellas
y el murciélago ciego encuentra su camino por el eco.
Pero lo del estilo de la letra reside en el carácter:
el universo provoca temblores distintos en cada mano,
desde la mano del falsificador de cheques hasta la del emperador
Hui Tsung, que llamaba a su caligrafía "Dios Esbelto".
Un hombre nervioso escribe nerviosamente
acerca de un mundo nervioso, y una mujer y así cada cual.
Mágico, es como si el mundo fuera un gran escrito.
Pero habiendo dicho tanto y todo esto, admitamos
que hay más en el mundo que escritura: las fallas continentales
no son fisuras convulsas en el cerebro.
Además, no sólo los patinadores deben pronto irse a sus casas
(como yo debo abandonar la Tierra de las Ardillas y regresar a Santiago)
sino que además la dura marca de sus patines está registrada
en el agua que no graba: el hielo es agua.






b


DE POR QUÉ EL TRAUKO CUENTA
GRANOS DE ARENA





Un caleidoscopio cada grano de arena, para ver
bandadas de garzas, flamencas y otras especies
que confunden su plumaje en el crepúsculo y ofrecen
su majestuosidad a mis dispositivos de goce. Soy un tarro de miel.
Todas, en concúbito, a disposición de mi arbitrio,
mi infinita sed de fauno y desconstructor ensimismado
del cubismo obsceno de cuerpos, mecanos y tarros de miel.
Por eso te rechazo, doncella chilota, onanista del bosque, porque estás incluida:
en alguno de estos granos que contabilizo con celo y avaricia mercader
porque cada grano es un harén y en alguno estás tú
en pose, gemido, risa y grito confundidos;
y en el tiempo y espacio que guardan estos granos me estás reservada
para ducharte hasta la agonía con la espuma de mis mares,
eterna como mi sed de fauno.



En la mitología isla de Chiloé el Trauko es un fauno al que se le atribuye el embarazo de las doncellas. Se dice que cuando una niña virgen se encuentra con el Trauko, debe arrojar cerca de él un puñado de arena; el Trauko no puede evitar la tentación de contabilizar los granos de arena, y entonces la doncella puede huir.






b


ANTES DE LA VEDA DE LOS LOCOS





Alguien machacaba locos para ablandarlos. En un galpón con eco
ponía los locos dentro de una cámara de neumático
y la golpeaba con fuerza de tortura como un saco contra el suelo
y ese sonido tenía eco (de colegio/gimnasio/recinto militar/catástrofe/snuff
azulejos/carnicería/tiempo que transcurre a golpes fríos).
Machacaba locos para ablandarlos: era su trabajo.
Ella leía un poema del poeta del puerto que es rubio y rojo como jaiba
y usa la camisa con dos botones sin abrochar mostrando el pelo en pecho.
"Jureles", leía los versos mientras alguien machacaba locos
para que ella los comiera blandos como balada tenue
en el Mercado Central de Santiago y en su lengua
los dirigieras al cielo de los peces y mariscos.
Eran los mariscos que comían mirándose a los ojos
era un vino blanco y lento, unos billetes acariciados por sus manos.
Era el bello rostro averiado por la praxis del garzón
o los vecinos de mesa -yo entre ellos-, era un niño ofreciendo calendarios,
un tomarse las manos bajo la mesa. Era la acidez de los limones o la sangre
de los piures y el tabasco tiñendo el caldillo lentamente. Yo veía todo
a través de una botella de vinagre con ramas de romero
-vegetación marina, cabellera que salta como virutas al hachazo-
y ella le decía al joven que había ecos y palabras bellas en las que nadie reparaba:
e.g: Socorro Andino. Santiago Morning. Santiago Wanderers.**
Locos: mariscos chilenos. Su precio era prohibitivo. Hoy en veda
Brigada de rescate andino. Equipos de fútbol de Santiago y Valparaíso






b

II VISITAS





Como todos los juegos con el cuerpo (que se mandaba solo) era tenderse
en plena infancia y verano sobre el mármol de las criptas del cementerio:
era remanso, tersura de calas o de tacto en los primeros juegos sexuales;
tenderse y descansar mientras mi madre parecía aclarar cuentas
y reemplazaba el agua verde de floreros que eran mitades de botellas
Al principo me regañó medio asustada al descubrirme,
luego -entre visita y visita- comenzó a observarme; el mismo rostro
con el que cambiaba agua verde por agua blanca.
Supongo entonces que la frescura del mármol -remanso y recreo-
la pueden compartir un niño, una madre y un difunto.

veo (hace rato) que hay interesados (junten plata) dijo...

CHICOS:

CUANDO LIHN DICE

me cae mal esta alquimia del verbo,
poesía, volvamos a la tierra

no estará volviendo a las materias ? a los cantos materiales de neruda y mistral, digo yo...


sapos ciegos y la reconch...
(herrrrrrrmanoooos, como dice el sacoegüea)

digo, la especificidad de la escritura en el "horroroso"?

pongan poemas "lindos", petardos, bombas, azaleas, calas!!!

y si se dejan de hacer la paja conmigo y le ponemos güeno?

bah, era una idea.

visiten jacketmagazine y disparen a todo lo que se mueva.
ah, a los muebles primero que a nadie.


perfumes, fuerzas, brisas,

yours


LA BELLEZA DE PENSAR, ja

Anónimo dijo...

Qué pat´tico. Posteaste curado. Ja, ja, ja, ja. Pura mierda. No te confundas: una cosa es detestarte por soplon e hijo de un ex patria y libertad; y la otra es pensar en ti. ¿Cómo pensar en un weón amargado, bizco, cola y mal poeta? A tipos así solo hay que hacerles la vida imposible por su infinita mediocridad inflada con la corneta.

rafael Gumucio dijo...

Repites una y otra vez que escribi un libro malo en los noventa (repitiendo lo que el Mercurio diagnostico), debo concluir, ya que no hablas de ellos, que he escrito seis libros buenos en los dos mil. Gracias por el halago. No acepto que un señor que no le trabaja a nadie y que ha recibido toda suerte de becas y preventas me califica de burgues el hijo de papá. Como te decía anteriormente yo vivo--bastante bien, lo admito--de escribir. Empece a trabajar a los 19 años mientras te comías los mocos. Estudie en la educación publica toda mi educación, pago mi arriendo y no tengo ni herencia ni esposas adineradas, ni becas que me alimenten. Mi abuelo fue senador de la república, pero de él sólo herede un par de camisas llenas de agujeros de cigarillos. El único hijo de papá aquí eres tú.

Rafael Gumucio.

Anónimo dijo...

háblanos de tu herramienta german

la herramienta de erman dijo...

"y hurgo en libros como con herramientas,
contundentes herramientas.
con alguna herramienta contundente
-cualquier herramienta es un arma
si se la empuña adecuadamente-
permanezco alerta a palabras y sonidos
los espero
con una contundente herramienta de jardín
en una mano. Con la otra leo "oda a un ruiseñor".

releer este fragmento

m dijo...

hijo de un ex patria y libertad??
cuéntenme la copucha...
ese explicaría muscho....

looser dijo...

ojo con la ulcera g.c.v.
Te rayaste como Maquieira pero sin haber escrito La Tirana. Te quedaste clavado al medio ded una cala fétida.

Descartes dijo...

Preguntenle a Carrasco que hacía en los años de Pinochet. Por qué no se fue al exilio. Le pasó algo? Tiene algún soplón de pariente?????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

baudelaire4 dijo...

debe estar con la caña, la última vez que se metió estaba alcoholizado.

la belleza de pensar dijo...

suponiendo que seas gumucio

comprenderás que los que me dicen huevadas atroces lo hacen desde la oscuridad, así que tengo que subir la guardia y tirar sin cachar de quién se trata

yo hablé de lo impreciso de las columnas acerca de perú (lae envié a lima, las de gumucio, a algunos amigos), clasista a rabiar cuando habla de una morocha de la televisión. lo de paula la verdad da vergüenza, páginas y páginas de nada.

y una defensa del ravotril, de taco.

especialista en todo, ¿no hay otros? no hay alternativas?
interesante lo de la palabra huevón en la portales, brillante.
gumucio, profe de castellano especialista en todo,
cómo se hace?
dónde aprendieron?

yo mandé mis años de trabajo fotocopiados y anillados y tuve la mala suerte de que a algunos les haya gustado, varias cositas fuera de chile a todo esto,en chile ustedes ya deben tener su set de poetas clinic,portas liguria, etc.
qué hay de malo en eso? en enviar y que le guste al jurado? no todos tienen toda la prensa para expresarse y hacer la recogida.
no todos tienen todo el país para jugar a la pelota, como la clase política a la que perteneces tú, a la hora de los quiubos, la muerte es más clasista que las amigas del julio: a alguno se los manda a guardar y a otros a exilios dorados a adquirir su capital simbólico y el aura que la gilada admira en chile.

yo sólo qúise dar mi opinión sobre algunos artículos, llenos de errores de información. el de pamela no sé cuánto era increíble: "el color de la piel de pamela, quien también quiere tener hijos lindos e ir de shopping" por supuesto, buenísimo, nada más democrático que el consumo, ahí no se pueden acabronar cuatro o cinco personitas que ahora quieren definir el premio nacional (el perfil del periodismo, quién la lleva en literatura, etc), a juzgar por sus columnas y empuje.

no creo que haya un mono que te corrija y supongo que escribes a mano alzada en los blogs, porque hay unos subjuntivos y otros detallitos de terror.

pero a tí, claro, se te perdona todo

fíjate en la colección de insultos que me gano simplemente porque no están acostumbrados a que les cambien un poco el juego y les cuestionen su chile clinic, su chile uribe, su chile 31 minutos, su chile enésimo artículo acerca de maquieira, su chile liguria.

otra pregunta,
¿cómo te consta que no trabajo?
contesta esto último por favor.

gc.

Anónimo dijo...

germán, quédate tranquilo: tienes algunos poemas que están bien y otros que no tanto, y ya está. Así pasa con todos (y, por cierto, me refiero a los de un nivel regular hacia arriba, si no la gueá se chacrearía). Tranquilo hombre, escribe en paz, y no caigas en defensas innecesarias, y menos con payasos como gumucio. Eres un buen poeta, y aunque no lo creas, algunos de tus colegas te aprecian. No eres el mejor ni el peor. No hay mejores o peores en poesía.

Anónimo dijo...

no te desgastes en guevadas, germán. Parece que quisieras sacar un provecho de todo esto. De otra manera, no me explico tu afán de entrar y salir de este diálogo como un tonto de goma.
Escribe y escribe, y déjate de payasear. Si al final, aunque a algunos o varios no les guste tu poesía, igual casi todos te quieren. VIVA GC.

Anónimo dijo...

y si te huevean con brindis, chao, pasa casi siempre. El primer libro de parra es mucho más malo y él mismo lo reconoce...lo importante es ir mejorando y sacar buenos libros...eso es todo, muchacho. Take it easy

Miguel dijo...

Date una vuelta por Chile...eris el unico que esta obsesionado con el The Clinic, el Liguria, 31 minutos. El The Clinic es concertacionista, esta bien, pero dice hueas divertidas...es un diario que uno lo lee a la pasad en la casa de un amigo que lo tiene tirado en una mesa al lado de sus puchos...nada mas ni nada menos. 31 minutos se acabo hace rato y medios peleados, el liguria no pasa mucho...es lo que hay no mas. Ven a Chile pa que cambies el repertorio porque sonai mas añejo que la chucha. Ahora hay un lugar que se llama clandestino donde va julio y harta gente mas...incluso sacaron un diario con le mismo formato que el the clinic!!!!!, te apuesto mi vida que te dariai unas vueltas y dp tirariai mierda.. que el humo y las minas abcde que blabla...a nadie le importa mucho esas hueas...ni el clinic ni 31 min ni el liguria, es como que tomaramos en serio lo que sale en este blog..te aseguro que todos escribimos y te tiramos mierda por distraccion, como quien se fuma un cigarro en la mitad de la pega. Ocupa tu genialidad para hablar de cosas mas esenciales, es como si hablaramos de argentina.."esa pais de bolocos, tinellis y palermo hollywood"...suena ingenuo incluso tierno

Una ex amiga dijo...

¿Y por qué no das tu opinión sobre gumucio o lo que sea en un articulito y lo publicas en letras.s5, como hacen muchos, o en un blog tuyo, o en artes y letras? Deberías hacerlo. A estas alturas cualquier cosa que digas da pena. Has insultado a todos, a los buenos a los malos y a los feos. No queda nadie vivo.
Todo esto suena tanto a "nadie lee mi libro". Si sigues en esa vas a quedar como "El poeta que odia a Gumucio" o "El hombre que odia The Clinic". No digas que no es gracioso odiar el clinic y no odiar el mercurio. En cuanto a Gumucio, puta, la maquinaria parece que va más lejos de lo que piensas, porque Gumucio no sólo copa la prensa chilena, también publica en El Pais y hasta en el New York Times. Su unico problema es su egocentrimo que lo lleva incluso a contestarte a ti.

¡Y lo retas porque mete mal el dedo, Germán, como si fueras Andres Bello!

Chucha. Esta hueva de blog alimenta la ilusion tuya de que todo el mundo habla de ti. Loco, haz la prueba, ándate, y en tres segundos nadie te recordará. Si ya te paso cuando te fuiste de chile y nadie te echó de menos.

Una ex amiga dijo...

¿Y por qué no das tu opinión sobre gumucio o lo que sea en un articulito y lo publicas en letras.s5, como hacen muchos, o en un blog tuyo, o en artes y letras? Deberías hacerlo. A estas alturas cualquier cosa que digas da pena. Has insultado a todos, a los buenos a los malos y a los feos. No queda nadie vivo.
Todo esto suena tanto a "nadie lee mi libro". Si sigues en esa vas a quedar como "El poeta que odia a Gumucio" o "El hombre que odia The Clinic". No digas que no es gracioso odiar el clinic y no odiar el mercurio. En cuanto a Gumucio, puta, la maquinaria parece que va más lejos de lo que piensas, porque Gumucio no sólo copa la prensa chilena, también publica en El Pais y hasta en el New York Times. Su unico problema es su egocentrimo que lo lleva incluso a contestarte a ti.

¡Y lo retas porque mete mal el dedo, Germán, como si fueras Andres Bello!

Chucha. Esta hueva de blog alimenta la ilusion tuya de que todo el mundo habla de ti. Loco, haz la prueba, ándate, y en tres segundos nadie te recordará. Si ya te paso cuando te fuiste de chile y nadie te echó de menos.

Anónimo dijo...

Voto porque gc escriba un articulo y lo cuelgue en internet. eso seria responsable, con eso se podria dialogar y contestar.

Anónimo dijo...

gumucio es pésimo. carrasco es mas o menos tirao pa malo. Mucho concuerdan conmigo

Anónimo dijo...

gumucio y carrasco se parecen mucho, quiza por eso carrasco lo envidia tanto. los dos son buenos pa tirar ideas y malos pa desarrolarlas.igual que bisama. tienen humor (en este blog carrasco no tiene humor pero su poesia si)

Anónimo dijo...

La información que se entrega debe ser genuina, no hay que suponer cosas. Eso es todo.

Anónimo dijo...

me remito a la foto y, con todo respeto, digo que si uno se podría pasar por la raja un culo, yo por ahi me habria pasado este, que no es de lo mas selectos. aunque un culo siempre es un culo, claro.

iniciales dijo...

G.C. es un invento de A.Z.
Ahora que A.Z. se cabreó de su insoportable caracter traidor se convirtió en un limitado epígono de R. Lira. A.Z en cambió goza de buena salud mientras G.C. se pudre de envidia.
R.G por su parte en un invitado de reparto en este blog, ya que el único que lo invito es G. C. que lo envidia también. No es fácil escribir en todas partes, cumplir y seguir haciéndolo. En eso R.G. tiene un punto. Si lo que hace es tan fácil por qué no hay muchos como él.
Y creo pertinente aclarar el pinochetismo juvenil de G.C. Los sapos son sus excompañero de colegio. vaya a saber. pero es digno de ser despejado.

Malayo dijo...

Qué tal german, me alegra que hayas vuelto.

The Clinic no recibió plata de la CIA para desestabilizar a un presidente chileno, huachito, y Pinochet no desvió recursos del erario público para salvar de la bancarrota a The Clinic, como sí hizo con el diario donde escribes. ¿Hablas de clasismo? No lo puedo creer.

En el primer semestre de 1992 vi con estupor un artículo del Artes y Letras donde se trataba a Lautaro de traidor, y eso lo digo yo que lo leo sólo ocasionalmente. Eso es clasismo mi huacho. Sin hablar de los artículos sobre satanismo cuando iba a venir Iron Maiden a Chile.

En el Clinic en cambio leí en una columna de Brodski contra Pablo Dittborn, dueño del pasquín (y amigo de la infancia de mi viejo, dicho sea de paso). También leí una columna de Lemebel donde pelaba al comité editorial en pleno del mismo quincenario donde escribía. ¿En qué otra publicación ha sucedido algo así? Por esas razones vale la pena leerlo.

Últimamente no paras de quejarte de la “lluvia de insultos” en tu contra. Si sacaras los garabatos, tus propios comentarios adelgazarían varios párrafos, llorón.

Anónimo dijo...

a mi me gusta rafael gumucio porque, con sus defectos y virtudes, es un hombre valiente. que sale a escribir sus cosas en la cancha, y no se queda puteando en camarines.

Anónimo dijo...

germán, estás enfermo, por qué sigues una y otra vez con lo mismo? si no te interesa para qué sigues?
seguramente no tienes nada que hacer no hay otra respuesta.

Catalina Pulido dijo...

La conclusión más facil que se puede desprender de los miles de posteos en contra y a favor de Germán Carrasco es que nadie lo considera un poeta notable. Algunos piensan que es un asco y otros que tiene cosas buenas. Pero nadie dice que se trata de un poeta importante como él perla se pretende.
No hay nada más egocéntrico que creerse odiado. Ningún enfermo más tóxico que el paranoico. Y no hay nada más triste que un poeta que se las da se dedique a leer con detalle el Clinic en vez de otras lecturas. Y lo peor es que Carrasco leer el Clinic para enrabiarse y tener algo en que pensar. Dedícate a leer cosas mejores. Capz que mejores tus versos barrosos (del barro que sale por el culo, no el de Perlongher).

Anónimo dijo...

catalina pulido: las caras de marciano histéricas y tontitas no tienen cabida acá.

Anónimo dijo...

Carrasco era simpatizante del Lauta, según el publicista -bastente cuico, hay que decirlo- Jorge Espinoza. Eso fue en el Liceo rasca en donde estudiaban.

Anónimo dijo...

pero tiene pinta que mezcla un cni sádico con un goebbels flacuchi y coquero, onofre?

Anónimo dijo...

de wiikipedia
Los principios de la propaganda

Goebbels era un genio de la propaganda. Unos famosos principios impulsaron su trabajo. Todavía son usados hoy en día como herramienta propagandística. Son estos:

1. Principio de simplificación y del enemigo único. Adoptar una única idea, un único Símbolo; Individualizar al adversario en un único enemigo.

2. Principio del método de contagio. Reunir diversos adversarios en una sola categoría o individuo; Los adversarios han de constituirse en suma individualizada.

3. Principio de la transposición. Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. "Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan".

4. Principio de la exageración y desfiguración. Convertir cualquier anécdota, por pequeña que sea, en amenaza grave.

5. Principio de la vulgarización. "Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar".

6. Principio de orquestación. "La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentadas una y otra vez desde diferentes perspectivas pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas". De aquí viene también la famosa frase: "Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad".

7. Principio de renovación. Hay que emitir constantemente informaciones y argumentos nuevos a un ritmo tal que cuando el adversario responda el público esté ya interesado en otra cosa. Las respuestas del adversario nunca han de poder contrarrestar el nivel creciente de acusaciones.

8. Principio de la verosimilitud. Construir argumentos a partir de fuentes diversas, a través de los llamados globos sondas o de informaciones fragmentarias.

9. Principio de la silenciación. Acallar las cuestiones sobre las que no se tienen argumentos y disimular las noticias que favorecen el adversario, también contraprogramando con la ayuda de medios de comunicación afines.

10. Principio de la transfusión. Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios
tradicionales; se trata de difundir argumentos que puedan arraigar en actitudes primitivas.

11. Principio de la unanimidad. Llegar a convencer mucha gente que se piensa "como todo el mundo", creando una falsa impresión de unanimidad.

Anónimo dijo...

Looks nice! Awesome content. Good job guys.
»

Anónimo dijo...

I really enjoyed looking at your site, I found it very helpful indeed, keep up the good work.
»